Ruido al ir marcha atrás

Lo has notado. Arrancas el coche y notas un ruido al ir marcha atrás. En ese instante, comienzas a hacerte mil y una preguntas. ¿Por qué se producirá? ¿El vehículo habrá sufrido una avería importante y el conductor sufre el riesgo de verse tirado en la carretera si continúa circulando? Hoy te ayudamos a ver la luz al final de ese ruido que parece indicar que la marcha no ha entrado correctamente. Descubre todas las claves en este artículo.

Por más avances que se incorporen a los coches nuevos, muchos conductores siguen notando ese ruido metálico al ir marcha atrás, como si un molinillo estuviera dentro de la caja de cambios del vehículo.

Lo cierto es que este sonido agudo pero pequeño se produce al engranar la marcha atrás, mientras que con el resto de marchas no sucede.

Por tanto, tras este hecho, no se esconde el anuncio premonitorio de una avería, sino que es la respuesta directa al funcionamiento de los engranajes.

¿Por qué suena ese ruido metálico de cremallera al ir marcha atrás?

Si deseas conocer el origen de estos sonidos al introducir la marcha atrás en tu coche, te recomendamos que conozcas el corazón de la caja de cambios.

Ten presente que en su interior confluyen infinidad de piezas, en contacto unas con otras, por lo que es comprensible que se generen ruidos, aunque unos más notorios que otros.

Esta especie de zumbido que notas al poner la marcha atrás se debe a que sigue un funcionamiento diferente al resto de marchas. De hecho, debes pararte por completo antes de engranarla.

En la fricción de cada una de los componentes del interior de la caja de cambios está la respuesta porque son multitud los actores que intervienen para lograr la óptima transmisión.

En el sistema de transmisión del vehículo actúan engranajes de diferentes tamaños que, al combinarse entre sí, el vehículo ofrece esa relación de velocidades a las que el conductor accede al manipular la palanca de cambios, bien de un coche automático o manual.

Tanto al poner primera como engranar la marcha atrás, la palanca de cambio activa sincronizadores que favorecen el óptimo acoplamiento de las marchas.

Transmisiones con engranajes helicoidales y rectos, ahí está la cuestión

En estas transmisiones, los engranajes cuentan con dientes en forma helicoidal, que se colocan en diagonal y permanecen en contacto constante.

Por este razón, pasan de un engranaje a otro en silencio absoluto, de ahí que al cambiar de primera, a segunda, tercera, cuarta a quinta marcha, no percibas ruidos que capten tu atención.

En el caso de la marcha atrás, el funcionamiento difiere porque está diseñado con engranaje recto, con sus dientes apuntado hacia afuera, sin empleo de sincronizadores.

Además, es importante tener presente que la marcha atrás requiere de tres engranajes para invertir el movimiento y no precisa de un sincronizado porque están diseñados para la conducción a bajas velocidades.

Por este motivo, los fabricantes ahorran costes en la producción de las piezas que componen la marcha atrás.

Al contrario que sucede con los dientes helicoidales, estos piñones rectos se entrelazan produciendo ese característico ruido al ir marcha atrás, como si se abriera una cremallera. Además, este sonido se escucha más fuerte cuando más rápido circula el vehículo.

Errores habituales al meter la marcha atrás que generan ruidos incómodos y posibles averías

errores-meter-marcha-atras

1 – ¿Pones la marcha atrás con el coche rodando? ¡Qué locura!

Siempre que quieras meter la marcha atrás, recuerda que el coche debe estar totalmente parado. De lo contrario, estarás generando un sobreesfuerzo tanto en la caja de cambios como en sus sincronizadores, que puede acabar dañándolos.

Te recordamos que la reparación de la caja de cambios de un coche automático o manual está entre las 10 averías más caras de un vehículo.

2 – Si apenas pisas el pedal del embrague al poner la marcha atrás, hay un problema

Es habitual encontrar a muchos conductores que no pisan el embrague al 100%. De este modo, se provocan roces en el disco de embrague que obstaculizan la parada de los piñones antes de engranar la marcha atrás.

3 – Las prisas te dominan al activar la marcha atrás. ¡Error!

Antes de meter la marcha atrás, espera apenas dos segundos con el embrague pisado al fondo, porque de este modo se facilita la labor de los sincronizadores.

Conclusión

Tras este artículo, esperamos haberte dejado claro que el ruido al ir marcha atrás es normal en el funcionamiento de un vehículo y no deriva de posibles averías.

No obstante, te recomendamos que tengas paciencia y cuides bien a la caja de cambios de tu coche para que obtengas el máximo rendimiento de tu automóvil.

revision-coche-personalizada