Limpiar el motor del coche

Si te gusta mantener el exterior de tu vehículo como el primer día, llegó el momento de limpiar el motor del coche y eliminar esa acumulación de polvo y suciedad que descubres al levantar el capó. Pero, ante los falsos mitos y mala praxis que domina esta labor, te invitamos a que aprendas las nociones básicas para lavar el motor del coche por dentro y prolongar su vida alejándolo de posibles averías. ¿Es buena la limpieza con agua a presión o sin agua? La respuesta a esta y otras dudas en esta artículo. ¡Presta atención!

El mantenimiento periódico del coche destaca como uno de los factores esenciales para favorecer la duración de un vehículo y sus componentes en perfectas condiciones durante más tiempo y kilómetros.

En esas atenciones por prolongar su vida útil se halla la limpieza del vehículo, tanto la carrocería, al interior del habitáculo, pasando a limpiar el motor del coche.

Porque si pasas horas aplicando la máxima «dar cera, pulir cera» dentro y fuera de tu coche, también es bueno lavar el motor para evitar averías caras en tu automóvil.

Eso sí, la clave de esa limpieza está en hacerla correctamente ya que el exceso o el uso de productos inadecuados dañará el motor con desagradables consecuencias.

¿Por qué debo limpiar el motor de mi coche por dentro?

lavar-motor-coche

Al igual que es una leyenda urbana que se mantenga mejor el estado de la carrocería con el coche sucio, el motor de tu vehículo debe dejar ese espacio del automóvil donde la limpieza brille por su ausencia.

Con el uso del vehículo, es habitual que polvo y aceite se acumulen en la superficie del motor, conductos y depósitos que equipan este compartimento.

Sin embargo, los profesionales recomiendan aplicar técnicas de limpieza del motor que ayuden a prolongar la vida útil de los elementos del bloque motor, evitando a su vez fugas.

Ese falso mito que gritaba al viento que «los motores no hay que limpiarlos» es 100% incierto. Eso sí, la clave de su lavado está en preservar la seguridad.

Ten presente que los vehículos actuales incorporan numerosos componentes eléctricos de ahí que haya que seguir pautas para mantener el motor limpia sin generar averías.

Entonces, ¿cada cuánto tiempo puedo lavar el motor de mi coche?

Ni te pases ni no llegues. En el equilibrio está la clave porque ambos comportamientos pueden desembocar en el deterioro de piezas vitales para el funcionamiento del vehículo.

Los profesionales recomiendan limpiar el motor del coche cada año si circulas por carreteras sin asfaltar de forma habitual.

Por el contrario, si tus salidas acostumbran a recorrer la ciudad, adopta la costumbre de lavar el motor del vehículo cada dos años.

7 Pasos seguros para la limpieza del motor del coche recomendados por profesionales

limpieza-motor-coche

Un paño y un cepillo suave serán los materiales necesarios, siempre y cuando el motor de tu coche precisa de una limpieza superficial. Es más, puedes emplear soluciones desengrasantes diseñadas específicamente para cubrir esta finalidad.

Pero, ¿el motor de tu vehículo precisa de una limpieza en profundidad? En este caso, te recomendamos que sigas los siguientes pasos para dejar este compartimento como una patena.

1 – Cuidado con la temperatura del motor

Si hay acumulaciones de grasa y polvo, su eliminación se dificultará con el motor en frío, al tiempo que los productos químicos generarán peligrosos vapores si el motor está caliente.

Te recomendamos que, antes de limpiar el motor por dentro, lo mantengas encendido durante un minuto. De este modo, la suciedad acumulada se ablandará y se facilitará el lavado.

2 – Protege los elementos eléctricos para que no se mojen

Para evitar fallos importantes, debes cubrir los terminales eléctricos que conectan con la batería con un plástico para que no entren en contacto con el agua.

Repite esta operación con la toma de aire y el carburador ya que, al limpiar el motor del coche con agua, estarían expuestos a posibles averías.

3 – Retira con un cepillo o brocha la suciedad superficial

Antes de iniciar la limpieza en profundidad, sacude con un brocha o un cepillo suave el polvo y la suciedad localizada sobre los depósitos del motor del coche.

4 – Aplica el producto limpia motor siguiendo sus indicaciones

Como ya te hemos indicado, en el mercado existen multitud de soluciones para limpiar el motor del coche como es el caso de KH-7 Motor.

Con independencia del producto químico utilizado, impregna cada zona con el líquido y déjalo actuar conforme a su etiquetado. Ayúdate con el cepillo o la brocha para quitar a conciencia todos los restos, porque en muchos de estos espacios la pistola de agua a presión no alcanzará.

Recuerda que debes lavar tanto la zona superior como inferior del motor, la más compleja pero también donde más suciedad se acumula. Te recomendamos que dejes esta labor en manos de especialistas.

5 – Enjuaga con agua a presión

Aclara la solución desengrasante con agua de una manguera o, mejor incluso, con la ayuda de una pistola a presión a dos metros de distancia.

Eso sí, nunca dirijas el agua hacia componentes eléctricos porque se acabarán dañando: bombas de gasoil, tapas de encendido, alternador, batería, conductor del aire, etc.

6 – Seca los restos de agua

Retira los plásticos de protección utilizados para que los elementos eléctricos no se mojen al limpiar el motor del coche.

Aligera el secado del motor limpio poniendo el coche al ralentí hasta que el ventilador comience a funcionar. De este modo, se retirará la humedad del automóvil.

Además, mantén el capó del coche abierto durante 2 horas para que el motor se seque.

7 – Di no a los abrillantadores

Si pensabas que el último paso en la limpieza del motor del coche pasaba por emplear un abrillantador en todas sus superficies, ve desterrando esa idea.

Los componentes de estos productos químicos pueden acabar dañando las gomas, cauchos y plásticos del sistema.

Conclusión

La tarea de limpiar el motor del coche está entre los grandes olvidados en el mantenimiento del automóvil, tanto por desconocimiento como porque su suciedad es menos visible al estar oculta debajo del capó.

Te recomendamos que sigas este proceso. Recuerda utilizar productos específicos y no dudes en lavar el motor del coche con agua a presión para retirar estas soluciones desengrasantes una vez que han actuado.

La humedad es el enemigo número uno en la limpieza del motor porque afecta a los elementos eléctricos como el carburador, la batería o los huecos de las bujías. Por este motivo, reviste las zonas eléctricas con plásticos y bolsas y evitarás fallos.

Si prefieres no jugártela, deja que sean los mecánicos de Claxon quienes dejen tu motor limpio y reluciente para que dure mucho más tiempo.

revision-coche-personalizada