aditivos-combustible-coche

Lanzamos una pregunta: ¿Es una buena opción usar aditivos en el combustible tanto para un motor diésel como gasolina? Esta duda ha circulado de boca en boca durante mucho tiempo pero tras las opiniones negativas del aporte de los aditivos a la gasolina también se halla una notable desconocimiento. En el post de hoy nos proponemos despejar todas esas dudas y comprobar cómo los aditivos ayudan a paliar las carencias de los combustibles, ofreciendo soluciones que mejoran sus propiedades actuando como limpiador desincrustante a favoreciendo la lubricación. Abre bien los ojos y comprueba cómo los aditivos en la gasolina son un buen aliado de tu vehículo.

¿Te has preguntado alguna vez si los aditivos para gasolina funcionan o sus ventajas son pura ciencia ficción? Con el paso del tiempo, ya son más los conductores que conocen estos mejoradores de la gasolina de cualquier vehículo y no rehuyen de combustibles que indiquen la suma de ciertos componentes que brindan un tratamiento del combustible más específico.

Desde talleres Claxon ponemos fin a la desinformación con este artículo donde resumimos por qué se debe usar aditivos para motores diésel y gasolina, qué beneficios ofrecen, cuál es su calidad, qué tipos de aditivos de combustibles existen y qué funciones desempeñas. ¿Listo para dar respuesta a todas estas preguntas? ¡Comenzamos!

¿Es recomendable el uso de aditivos en la gasolina?

Tanto la gasolina como el diésel son combustibles que desarrollan residuos que van depositándose progresivamente en el sistema motor del vehículo. Su localización ocasiona un exceso de suciedad en esas zonas o piezas del coche, mermando el rendimiento del vehículo aunque parezca imperceptible.

Estos residuos encuentran en los inyectores su principal foco de acumulación, una suciedad que acaba afectando a componentes como válvulas, colectores, turbo o cámara de combustión, entre otros.

Ante estos problemas, la incorporación de aditivos al lubricante favorece un sistema más limpio, con mejoras en la combustión y protección de los sistemas del combustible.

Gracias al uso de los aditivos en la gasolina se minimizan las incidencias provocadas por el uso del combustible, como una mejor limpieza de los inyectores, o una bajada del consumo de gasolina de la mano de estabilizadores y mejoradores.

Principales ventajas de aditivos para motores diésel y gasolina que quizá no conocías

aditivos-motores-diesel-gasolina

En la actualidad, la calidad distingue a los aditivos disponibles en combustibles de distintos fabricantes.

Estos mejoradores de la gasolina potencian sus principales propiedades para:

  • Mantener la limpieza del sistema de combustible (inyectores…) en perfecto estado durante más tiempo.
  • Reducir la suciedad en el sistema de escape (colectores, tubos de escape…).
  • Multiplicar la protección de los elementos que componen el sistema motor de un vehículo.
  • Optimizar la eficiencia del combustible, con más potencia y menor consumo.
  • Mejorar la calidad de la conducción al reducirse el ruido del motor.
  • Reducir las emisiones de combustión.

Tipos de aditivos de combustible para diésel y gasolina

tipos-aditivos-diesel-gasolina

#1 – Estabilizadores de gasolina

La función de este aditivo de combustible se centra en la reducción de la pérdida de gasolina ocasionada por la evaporación en la atmósfera de algunos componentes del combustible.

#2 – Aditivos antioxidantes

La propiedades fundamental de estos aditivos en la gasolina es retardar el proceso de oxidación y envejecimiento del aceite base, así como la formación de residuos o ácidos procedentes de la oxidación.

#3 – Inhibidores de la corrosión

Estos mejoradores actúan frenando la volatilidad de la gasolina, incluyendo además inhibidores de corrosión y oxidación para que las piezas del coche se mantengan en su estado original durante más tiempo.

#4 – Antiespumantes

Este tipo de aditivos diésel y gasolina actúan para que no se produzcan burbujas que llevarían aire al circuito de lubricación, estimulando así la oxidación del lubricante.

#5 – Anticongelantes

En este caso, se recomienda el uso de aditivos diluyentes para conseguir que en bajas temperaturas el lubricante fluya con normalidad, sin que se congele.

#6 – Aditivos para la limpieza de inyectores

La función de los aditivos detergentes se centra en el mantenimiento de componentes del motor con la máxima limpieza para alargar así su vida útil. Estos agentes actuar al limpiar válvulas, pistones, anillos y cilindros.

Estos mejoradores de la limpieza de los inyectores favorecen la mejora del sistema, potenciando su rendimiento y consiguiendo una combustión óptima.

De este modo, gracias a la función de este limpiador desincrustante y su función como tratamiento anti-polución, evitarás la acumulación de agentes contaminantes en los inyectores.

#7 – Aditivos antifricción para aceite del motor

Gracias a estos potenciadores, se mejoran los propiedades lubricantes del aceite del motor, se reduce la fricción y desgaste de las piezas, optimizando su funcionamiento al crear una fina capa protectora.

Como has podido comprobar, son numerosas las ventajas de los aditivos en el combustible de un coche. Decídete a apostar por estos mejoradores y cuidarás tu vehículo para que ofrezca la mejor garantía de conducción durante más tiempo. Ante cualquier duda que tengas al comprar el aditivo más idóneo para motor diésel o gasolina, ¡consúltanos!