Gasolineras baratas

Con el móvil en la mano te diriges a activar el buscador de Google con una misión: encontrar las gasolineras baratas cerca de tu ubicación. Una hazaña sencilla porque en el mapa de España cada vez afloran más estaciones de servicio de bajo coste. Este modelo de negocio crece año tras año porque repostar gasolina o diésel en gasolineras low cost representa un ahorro de entre 15 a 20 céntimos por cada litro de carburante. Pero, ¿la gasolina económica supone un riesgo para un coche o no hay de qué preocuparse? Sigue leyendo y resolverás la incógnita.

Sé sincero. Te encanta ahorrar y, por este motivo, buscas aquellas gasolineras donde el precio de la gasolina o diésel es más económico. De este modo, consigues llenar el depósito con un importante ahorro de combustible.

Conocidas como gasolineras baratas o low cost, estas estaciones de servicio de bajo coste – que representan el 25% del total en España – crecen en polígonos industriales o a las afueras de la ciudad y cada vez aumenta su número de clientes.

Frente al modelo tradicional, estas franquicias apuestan por el repuesto de combustible rápido, barato y servido por el propio conductor.

La fórmula de las gasolineras low cost es sencilla: seleccionar el carburante, indicar la cantidad, llenar el depósito, pagar y ¡listo!

Las características de este sistema basado en el autoservicio desencadenan en un ahorro de hasta 20 céntimos por litro al repostar gasolina o diésel económico.

Sin embargo, el éxito de las gasolineras baratas ha venido acompañado de polémica y crecen los usuarios que dudan de la calidad de ese carburante. ¿El combustible es de calidad? ¿Por qué es tan económico repostar en estas estaciones de servicio? Y, lo más importante, ¿la gasolina low cost daña el motor del vehículo?

En España todo combustible vendido en una gasolina ha de cumplir la normativa

Tanto si se trata de gasolina como de diésel barato, cualquier combustible que se reposte en una gasolinera española debe cumplir los estándares de calidad incluidos en la normativa estatal EN 22.

Asimismo, el Centro Logístico de Hidrocarburos (CHL) es la entidad encargada de controlar tanto del almacenaje y distribución de los carburantes, como de velar por la calidad del combustible.

No obstante, cada marca estudia e investiga qué aditivos son los más adecuados para incorporar a sus carburantes para mejorar el rendimiento del motor.

Ante este escenario, aunque existan gasolineras baratas con combustibles más económicos que en otras estaciones de servicio, todos los carburantes comercializados en España han de cumplir un mínimo de calidad exigido por Ley.

¿El combustible de las gasolineras baratas es sinónimo de baja calidad o es solo un mito?

precio-gasolina-barata

Nacidas en los albores de la crisis, estas estaciones de servicio de bajo coste han luchado desde su origen por combatir esa creencia extendida que habla de la mala calidad del diésel o gasolina suministrado desde las gasolineras baratas.

Pero, ¿qué hay de cierto en esa afirmación? ¿Se trata solo de una leyenda urbana sin fundamento?

Junto a la obligatoriedad del cumplimiento de la norma EN 22, en España todos los hidrocarburos deben contar con unos estándares mínimos de calidad para su comercialización.

La diferencia entre el combustible de una gasolinera tradicional frente a el nuevo modelo low cost se basa en la introducción de aditivos especiales en su composición.

Las grandes firmas petroleras incorporan aditivos premium que encarecen el precio final del carburante escogido, mientras que el precio de la gasolina y el diésel desciende en las gasolineras baratas al prescindir de aditivos en su composición.

5 Razones por las que las gasolineras low cost son más económicas que las estaciones de servicio de siempre

gasolineras-low-post

  • Las marcas de bajo coste ofrecen precios más competitivos dado que no añaden ningún tipo de aditivo a sus combustibles.
  • Su objetivo está centrado en vender la mayor cantidad de carburante posible, con un beneficio bajo por cada litro.
  • Muchas de las gasolineras baratas cerca de tu ubicación carecen de asistencia, lo que lleva a que la partida de sueldos del personal se reduzca a cero euros. Ten en cuenta que en las gasolineras de toda la vida el 60% de los costes va dirigido al pago del personal, de ahí la clave del abaratamiento.
  • Las franquicias de estaciones de servicio low cost apenas invierten dinero en publicidad, favoreciendo la reducción de costes en beneficio de un ahorro de precio del combustible para el cliente.
  • Las gasolineras disponibles en supermercados también abaratan el precio final de gasolina y diésel porque, aunque este no sea se negocio principal, les ayuda a atraer y fidelizar a clientes para que aumenten las compras en sus tiendas, ampliando así el beneficio.

¿Los carburantes baratos de las gasolineras de bajo coste ponen en peligro el motor del coche?

Por más estudios que se han realizado, las conclusiones siempre dan la misma respuesta: el carburante comercializado por las gasolineras baratas no daña el motor del vehículo.

La gran diferencia entre el carburante ofrecido por las marcas de referencia y las nuevas gasolineras de autoservicio está en los aditivos, sustancias que se añaden en el combustible y que a la larga optimizan su eficiencia, mejoran la calidad de la conducción, reducen la suciedad en el sistema de escape y potencian el rendimiento del vehículo.

No obstante, la esencia de esa gasolina o diésel es la misma solo que sin aditivos por lo que no existe perjuicio para el motor.

Conclusión

Con esta información, esperamos que hayas tomado nota de por qué el combustible es más económico en las gasolineras baratas que están cerca de ti.

Desmontados todos los mitos, permanece tranquilo porque el ahorro de hasta el 20% en el precio por litro de la gasolina o el gasoil no supondrá consecuencias negativas para el motor de tu vehículo. ¡Ahora te toca decidir!