Hinchar los neumáticos del coche

La pérdida de seguridad en la conducción es el principal motivo para hinchar los neumáticos del coche con la presión adecuada cuando observas que las ruedas requieren de aire. Si por más que lo intentas no sabes cómo inflar los neumáticos en una estación de servicio o en casa, permanece atento porque te explicamos esta sencilla operación paso a paso y la importancia de llevar las ruedas con la presión correcta.

La revisión periódica del estado de los neumáticos se alza como uno de los puntos a los que menos atención prestan los conductores.

Si en otras ocasiones hemos hablado en este blog de la conducción con neumáticos gastados, hoy queremos centrarnos en otro aspecto igual de peligroso porque incide en tu seguridad: la circulación en carretera con una presión incorrecta en las ruedas.

¿Sabías que según un estudio desarrollado por Michelin en 2010, el 54% de los coches españoles transitan con deficiencias en la presión de los neumáticos?

Desde Claxon te rogamos que compruebes mensualmente su estado porque estás poniendo en juego tu seguridad.

Si reservas el inflado de los neumáticos al momento en el que llevas el coche al taller para hacer una revisión pre ITV, desde hoy deberás cambiar ese (mal hábito) y examinar su estado con más frecuencia.

Así sabrás cuál es la presión correcta de los neumáticos

como-inflar-neumaticos-coche

Hasta aquí todo correcto pero tal vez el problema de ese descuido estriba en que desconoces cuál es la presión adecuada para los neumáticos del coche.

Este dato viene marcado por el fabricante del neumático quien, tras varias pruebas y en función de las características del modelo, determina la presión correcta que se ha de aplicar.

El dato sobre la presión de los neumáticos aparece en los siguientes lugares del vehículo:

  • En el interior de la puerta de acceso al tanque de la gasolina.
  • En el marco próximo a la puerta del conductor.
  • En el manual de información del vehículo.
  • En el compartimento del motor.

Las indicaciones sobre la presión de los neumáticos varían en función de varios aspectos:

  • Coche muy cargado o con carga normal.
  • Presiones diferentes para ruedas delanteras y traseras.

Por tanto, aunque la presión recomendada como norma general es de 2.5 bares, lo cierto es que dependerá del fabricante del neumático.

Ten presente un consejo: Igual de erróneo es llevar los neumáticos poco inflados que demasiado hinchados.

Cuando el neumático cuenta con una presión inferior a la recomendada por el fabricante, aumentarán las posibilidades de calentamiento de la goma, lo que significa que el neumático puede reventar. También la rueda se desgastará más por los lados y el consumo de gasolina se incrementará.

¿Qué sucede si hinchas los neumáticos de más? Una rueda sobreinflada se desgasta más por el centro, afectando a su circulación por carreteras con asfaltado irregular.

Como verás en próximas líneas, presta atención a la presión que indica el manómetro y ajústala al hinchar el neumático.

Cómo hinchar las ruedas del coche paso a paso

como-inflar-ruedas-del-coche

Antes de iniciar cada uno de los puntos, ten presente que el hinchado de las ruedas siempre ha de llevarse a cabo con los neumáticos en frío.

#1 – Comprueba la presión de los neumáticos con un manómetro

Tanto si decides inflar las ruedas en casa como en una estación de servicio, el manómetro será el utensilio necesario para conocer con precisión cuál es la presión que tienen los neumáticos del coche antes de ponerles aire.

Para comenzar la operación, deberás desenroscar la válvula del aire ubicada en las llantas de la rueda. Presiona con fuerza el extremo del manómetro sobre la válvula de aire.

Unos segundos después, retira el manómetro y verifica la presión en la pantalla del medidor.

#2 – Revisa las indicaciones del fabricante de los neumáticos antes hinchar las ruedas

Para hacer bien esta operación es necesario que conozcas previamente qué presión establece el fabricantes de los neumáticos de tu coche para las ruedas delanteras y traseras.

Recuerda que la presión de los neumáticos no solo varía según la posición de las ruedas, sino también de la carga del vehículo.

Los especialistas en motor recomendamos la revisión la presión de los neumáticos una vez al mes como mínimo, siempre con la rueda en frío (por ejemplo, por la mañana o tras circular un máximo de 3 km).

#3 – Retira los tapones de las válvulas de aire de todas las ruedas (incluida la de repuesto)

Antes de hinchar los neumáticos en una gasolinera o en casa, quita los tapones que cierran la válvula de aire de cada rueda.

Dado su reducido tamaño, te recomendamos que los guardes en un lugar seguro para evitar su pérdida.

Tanto en el caso que decidas poner aire a los neumáticos en una estación de servicio o en tu hogar, debes situar el coche cerca de la manguera de la bomba de aire para que alcance las 4 ruedas sin problema.

#4 – Sujeta la boquilla de la bomba a la válvula de aire y presiona

Haz presión con la punta de la boquilla de la bomba sobre la válvula de aire, operación que debes repetir en cada neumático que desees inflar.

Sujétala de forma constante, mientras escuchas el sonido del aire hinchando el neumático. Es posible que notes un sonido de aire que escapa de la boquilla. Si es así, presiona con más fuerza.

#5 – Espera el tiempo necesario para el hinchado de cada neumático

En un máximo de 20 segundos, los neumáticos contarán con la presión correcta. ¡Evita acelerar el proceso!

#6 – Comprueba con un manómetro si la presión del aire del neumático es la adecuada

Si has decidido hinchar los neumáticos en casa, necesitarás de un manómetro para conocer con exactitud si el inflado corresponde con los valores específicos recomendados por el fabricante.

En el caso de que hayas acudido a una estación de servicio para poner aire a las ruedas, el proceso se simplifica.

Sus maquinarias ya te orientan sobre la cantidad de presión introducida a medida que se realiza el inflado, lo que te permite parar al llegar a la presión exacta.

Es más, algunas de ellas están diseñadas para que el usuario introduzca antes del inflado la presión adecuada y finalizan el proceso de forma automática una vez alcanzada la presión óptima.

En ambos casos, el exceso de presión en los neumáticos se corrige presionando la aguja central del vástago de la válvula con la uña del dedo o una herramienta

#7 – Coloca de nuevo el tapón a la válvula de aire del neumático

Finalizado el proceso de presión, asegúrate de colocar el tapón de la válvula de aire a cada neumático.

Conclusión

¿Listo para comprobar si debes o no hinchar los neumáticos de tu coche para que dispongan de la presión correcta? Sigue los pasos recogidos en este artículo y comprobarás que inflar los neumáticos de tu vehículo es más sencillo de lo que imaginas.

Realiza esta operación una vez al mes y, si te preguntas dónde hay que acudir para inflar los neumáticos, una de las opciones más recomendables son las estaciones de servicio y gasolineras, además de los talleres mecánicos.

Deja de poner en riesgo tu seguridad y ¡cuida tus neumáticos!