Motor de arranque del coche

Si giras la llave de contacto y tu vehículo no se pone en marcha, todo apunta a que toca reparar el motor de arranque de tu coche. A pesar de ser una pieza básica para suministrar energía que facilite el arranque del vehículo, su funcionamiento sigue siendo un gran desconocido. Permanece atento a este artículo porque conocerás qué es el motor de arranque, qué piezas lo componen y qué síntomas indican que este componente eléctrico se halla en mal estado.

¿Notas ruidos extraños u olor a quemado cuando arrancas el coche? Ten cuidado porque estas señales pueden llevar detrás fallos en el motor de arranque de tu vehículo.

Salvo que seas un forofo del universo del motor, es posible que desconozcas por completo qué papel cumple el motor de arranque para la conducción de un automóvil.

Desde Claxon queremos que conozcas una de las piezas clave para proporcionar la energía necesaria para que un coche se ponga en marcha. De este modo, si adviertes ciertos comportamientos inusuales, sabrás cómo actuar.

¿Qué es el motor de arranque de un coche?

El motor de arranque es un motor eléctrico complementario que se ocupa de dotar de movimiento al motor térmico para que el vehículo arranque.

El motor de arranque se encarga de la activación y giro del volante motor del coche.

Los motores de arranque de los coches actuales incorporan un electroimán que actúa con corriente continua, y funcionan gracias a la energía eléctrica que reciben de la batería del vehículo.

En líneas generales, diremos que hay dos elementos que componen el motor de arranque:

  • Un motor eléctrico que conecta con el motor térmico.
  • Un relé de arranque o solenoide que actúa como interruptor, desconectando y conectando el circuito y accionando el piñón de arranque.

Partes que componen el motor de arranque de un vehículo

Motor eléctrico

Es el eje del motor de arranque y está constituido por las siguientes piezas:

  • Carcasa, encargada de sujetar los componentes internos del motor eléctrico.
  • Bobinas inductoras, formadas por cables que se encargan de la creación del campo magnético y que se sostienen de la carcasa.
  • Rotor, parte móvil del motor eléctrico compuesta por el bobinado, el tambor y el colector.
  • Escobillas, transmiten la energía eléctrica al rotor a través del colector.
  • Bendix, unido al final del motor eléctrico, suministra la fuerza al volante de inercia.

Solenoide

También conocido como automático, su función se centra en el desplazamiento del piñón hacia el volante de inercia y el cierre del circuito que pone en marcha el motor eléctrico.

Horquilla

La horquilla es el componente que desplaza el bendix hacia la corona dentada del motor de inercia.

Tapa lateral

Gracias a esta parte del motor de arranque, se consigue la unión del solenoide al motor eléctrico y su anclado al motor sobre la caja de cambios.

Funcionamiento del motor de arranque en versión resumida

El motor de arranque empieza a funcionar en el mismo instante en el que giras la llave del contacto del coche.

En ese momento, la corriente eléctrica de la batería pasa al relé de arranque, actuando a modo de palanca sobre el piñón del motor de arranque que facilita la adaptación a la corona del volante del motor térmico y así genera el movimiento deseado en el vehículo.

Las averías más frecuentes en el motor de arranque

Averías en el motor de arranque del coche

Al inicio de este artículo, decíamos que un hecho tan básico como comprobar que el coche no se pone en marcha es síntoma de un posible fallo en el funcionamiento del motor de arranque.

Si quieres salir de dudas, hay tres señales claras que suelen producirse en un motor de arranque defectuoso:

Ruidos metálicos al arrancar el coche

Cuando tratas de poner el coche en marcha y el vehículo produce sonidos metálicos al girar la llave del contacto y siguen sonando incluso cuando el motor de arranque está activo, todo apunta a un mal estado del motor de arranque.

Olor a quemado

¿Pones en marcha el coche y surge humo y olor a quemado del motor de arranque del automóvil? Puede deberse a un cortocircuito en el motor de arranque o en los cables del circuito eléctrico.

Otro motivo del funcionamiento defectuoso de esta pieza es el atasco del bendix en su posición de arranque que gira a la velocidad de motor y acaba quemando el motor eléctrico.

Problemas al arrancar el coche

En este caso, el origen de la avería puede ser diverso. Tras un giro lento del motor puede estar una carga baja de la batería, malas conexiones en el sistema eléctrico o un fallo en el motor de arranque.

Las averías más comunes en el motor de arranque del coche se producen por dientes rotos o desgastados en el piñón, un solenoide desgastado, escobillas en mal estado – habitual en vehículos que superen los 150 000 km – o el rotor quemado.

En estos casos, la reparación de motor de arranque pasa por su sustitución, aunque en ocasiones basta con la reposición de ciertas piezas.

Ten presente que, para que el motor de arranque gire necesita un mínimo de 400 rpm. De lo contrario, le costará o no lo conseguirá, siendo la acumulación de suciedad en el rotor una de las principales causas del fallo en el motor de arranque.

Por el contrario, hay ocasiones en las que el motor de arranque gira pero no consigue transmitir movimiento al motor de combustión. ¿Qué sucede? La corona está defectuosa y no encaja con el volante de inercia.

No obstante, en ocasiones existen fallos en componentes del sistema eléctrico que impiden la puesta en marcha del vehículo, y que no están motivados por averías en el motor de arranque:

  • Conexiones eléctricas defectuosas entre la batería y el sistema de arranque.
  • Batería baja o en mal estado, que impide el suministro de corriente necesario para generar movimiento en el motor eléctrico. En este caso, si con un voltímetro compruebas que la tensión suministrada está por debajo de 12V, deberás sustituir esa batería.
  • Falso contacto de los componentes eléctricos.
  • Sensor de presión del embrague con fallos en su funcionamiento.

Conclusión

Toma notas de las principales causas por las que falla el motor de arranque y trata de ponerles solución cuando antes acudiendo a un taller mecánico profesional.

La suciedad acumulada en la interior y el desgaste de las escobillas se alzan como los principales motivos de fallos en el motor de arranque pero no son las únicas.

Desde Claxon te recomendamos que dejes en manos de especialistas su reparación para que vuelvas a conducir tu vehículo con normalidad.