Cómo limpiar el conducto del limpiaparabrisas y por qué debes acudir a un profesional

Uno de los principales factores de accidentes de coches en carretera se debe a la mala visibilidad que, en multitud de ocasiones, es consecuencia de un cuidado poco óptimo del limpiaparabrisas. De ahí que para muchos usuarios pueda resultar interesante saber cómo limpiar el conducto del parabrisas y con qué frecuencia deben cambiar las escobillas del mismo para disponer de una visibilidad al volante excelente.

Cómo limpiar el conducto del limpiaparabrisas

Aunque en principio dicha operación pueda ser, a priori, sencilla, en aquellos casos en los que no nos encontramos capacitados para limpiar el conducto del limpiaparabrisas, lo más recomendable es acudir a talleres especializados. Si no conoces ningún taller, la red de talleres Claxon ofrecen los mejores servicios profesionales garantizando siempre unos resultados excelentes.

Que el conducto del limpiaparabrisas no funcione correctamente puede deberse a determinados factores:

Depósito vacío

Muchas veces por dejadez dejamos de revisar ciertos elementos imprescindibles del vehículo, como sucede algunas veces con el depósito del agua del limpiaparabrisas. Por ello, lo ideal es revisar con cierta frecuencia que este se encuentra lleno y reponer el agua del limpiaparabrisas en el caso de que esté en los niveles adecuados.

En ocasiones el problema puede venir de que el depósito del agua tenga alguna fuga y por ello el agua se escape del recipiente. Si esto sucede, lo más recomendable es optar por cambiar el depósito del limpiaparabrisas por uno nuevo.

Aspersores obstruidos

Es frecuente que los aspersores se encuentren obstruidos y el agua no salga por los conductos. Cómo destapar los aspersores del limpiaparabrisas no es demasiado difícil y, una vez que se han retirado, hay que analizar si estos presentan algún indicio de obstrucción. En el caso de que estén obstruidos es recomendable limpiarlos para eliminar cualquier signo de cera o residuo que produzca la obstrucción de la parte externa del aspersor.

Cuando se desee eliminar obstrucciones más profundas, se puede utilizar un pequeño alfiler para despejar totalmente los orificios sin hacer una presión demasiado fuerte.

Otra pieza del conducto que se encuentre obstruida

Es posible que exista alguna pieza dentro del conducto que obstruya el circuito. En ese caso deben desmontarse los manguitos y aplicar aire a presión con una pistola.

Qué líquido debes usar para el limpiaparabrisas

Existen diferentes líquidos para la limpieza del limpiaparabrisas. Entre otros, destacan los siguientes:

  • Líquidos hidrofóbicos. Este líquido es muy recomendable, ya que evita que la suciedad quede incrustada en el cristal.
  • Líquidos con limón. Con él se van a eliminar con suma facilidad todo tipo de restos del cristal gracias a su efecto cítrico.
  • Mezcla de alcohol y agua. En las proporciones correctas esta mezcla proporcionará unos resultados excelentes, ofreciendo una visibilidad magnífica.
  • Pastillas de limpiaparabrisas. Se mezcla con abundantes cantidades de agua (4-5 litros) y, posteriormente, se añade al depósito del vehículo.

En definitiva, es imprescindible realizar las tareas de mantenimiento del conducto del limpiaparabrisas con cierta asiduidad, ya que de esa manera los niveles de visibilidad mientras conducimos serán óptimos. Por ello, ponerse en las manos de talleres especializados puede suele ser la mejor opción en estos casos, puesto que sus servicios garantizarán resultados totalmente excelentes.