Tipos de luces del coche

Las luces del coche ostentan un papel fundamental para una conducción segura ya que favorecen la visibilidad de la carretera de que conduce y permite que ese vehículo sea visto por el resto de de conductores. Para el correcto uso del alumbrado, más allá de saber cómo se ponen las luces del coche, la clave está en saber qué tipo de luz hay que activar en cada situación al volante. En este artículo te recordamos la diversidad de luces del coche que existen y cuándo se utilizan para que hagas un uso correcto del alumbrado en cada instante.

Si nos pusiéramos a anotar en una lista los elementos imprescindibles para la conducción de un vehículo, el buen estado de las luces del coche estaría en los puestos más altos de ese ranking.

Gracias al alumbrado del coche se logra a la vez dos funciones diferentes: ver y ser vistos por el resto de conductores y peatones.

Cuando nuestro vehículo pone el alumbrado en marcha, su iluminación ayuda a ver el camino con claridad, pero también nos permite ser más visible ante los demás.

Pero, tal y como hemos introducido, el buen uso de los distintos tipos de luces del coche se da cuando somos capaces de identificar qué alumbrado es adecuado según las circunstancias que dominan en ese momento la conducción.

¿Pensabas que el alumbrado del coche solo es necesario cuando hay mal tiempo? Ante lluvia o nieve, las luces favorecen la iluminación para una conducción más segura.

Sin embargo, las luces del coche cumplen un papel esencial durante todo el año con independencia de las condiciones meteorológicas. ¡Sigue leyendo y conoce por qué el alumbrado del vehículo es crucial para tu seguridad y la de los demás!

5 Motivos para utilizar los diferentes tipos de luces del coche durante la conducción

tipos-alumbrado-coche

El correcto uso del alumbrado del vehículo informa al resto de conductores de emergencias, advierte de la inmovilización del coche en una carretera mal iluminada o facilita la conducción dentro de un túnel.

Al hilo de estas funciones, ampliamos este listado de motivos para que siempre apuestes por las luces del coche como tu aliado en carretera porque:

  • Ayudan a ver lo que pasa en la carretera cuando escasea la visibilidad.
  • Informan de las maniobras que el conductor va a realizar.
  • Permiten identificar las intenciones de otros conductores.
  • Hacen nuestro coche visible ante el resto de conductores y viandantes.
  • Ver al resto de automóviles.

Desde Claxon te recomendamos que en las tareas de mantenimiento de tu vehículo siempre prestes atención al reglaje de los faros y revises desde las luces traseras, al alumbrado antiniebla, de freno y marcha atrás.

A continuación, destacamos los 6 tipos de luces del coche que debes controlar, conociendo a la perfección cuándo se utilizan para que las apliques correctamente en tu conducción.

Guía del alumbrado exterior del vehículo que debes dominar para una óptima conducción

Luces para ver la carretera

1 – Luz corta o de cruce

luces-cruce

¿Cuándo se usa?

Las luces de cruce se emplean de noche sin excepción en todas las vías.

De día también se deben utilizar en vías con niebla, mucha lluvia, carreteras nevadas o donde existan nubes de polvo o humo.

Asimismo, este tipo de luz del coche es imprescindible siempre que circules en túneles, carriles reversibles, adicionales y habilitados para su circulación en sentido contrario.

La DGT aconseja el uso del alumbrado de corto alcance durante el día para una mejor distinción de los vehículos, aunque no con carácter obligatorio.

Consejo extra:

¡Atención! Las luces de conducción diurna que llevan muchos coches en la actualidad no sustituyen al uso de la luz de cruce.

2 – Luz de carretera o luz larga

luces-carretera-largas

¿Cuándo se usa?

Las luces de largo alcance solo se emplean por la noche, en vías insuficientemente iluminadas. Asimismo, no deben utilizarse en poblado.

Para su óptima aplicación sigue este máxima: si no divisas una matrícula a 10 metros o un vehículo oscuro a 50 metros conduciendo a más de 40 km/h, activa la luz de carretera.

Consejo extra:

Para evitar el deslumbramiento de peatones o de otros conductores tanto de frente como a través de los retrovisores, recuerda que has de cambiar de alumbrado de carretera a luz de cruce.

Esta misma operación se debe realizar en autovías y autopistas cuando el conductor divise un vehículo de frente, incluso si hay una mediana.

3 – Luz antiniebla delantera

luces-antiniebla-delantera

¿Cuándo se usa?

Si por causa de lluvia intensa, nevada o niebla espesa o nubes densas de humo o polvo, la luz de cruce y carretera resulta insuficiente, debes activar este apoyo luminoso.

Al tratarse de un alumbrado de alta potencia, baja y ancha, ayuda a seguir las líneas del borde de la calzada y se emplean tanto solas, como acompañadas de la luz corta y de carretera.

Consejo extra:

Dada su potencia, no emplees el alumbrado antiniebla delantero con poca lluvia porque molestará.

Además, no te extrañes si tu coche no la lleva porque no es obligatoria, aunque supone un refuerzo de gran utilidad para la visibilidad en vías estrechas con curvas.

Luces para ser vistos

4 – Marcha atrás

luces-marcha-atras

¿Cuándo se usa?

Dependiendo del vehículo, este alumbrado se manifiesta con una o dos luces traseras que se activan tan pronto se pone la marcha atrás en el vehículo.

Con su encendido, el resto de conductores y peatones identifican que ese vehículo va a circular hacia atrás.

Consejo extra:

Dado que ilumina la parte trasera del vehículo al maniobrar, esta luz del coche es de gran utilidad al estacionar en aparcamientos subterráneos o al conducir de noche.

5 – Luz de posición

luces-posicion

¿Cuándo se usa?

El alumbrado de posición se emplea en compañía de las luces cortas, largas y antiniebla, para fijar la posición y anchura del vehículo.

Asimismo, esta luz del coche es la que debes activar siempre que inmovilices tu vehículo en la calzado o el arcén de la carretera. Lograrás hacerlo visible al resto de conductores y peatones.

Consejos extra:

Las luces de posición actúan como meros indicadores pero no iluminan por sí mismos la carretera, motivo por el que bajo ningún concepto circules solo con este alumbrado.

6 – Luz antiniebla trasera

luces-antiniebla-trasera

¿Cuándo se usa?

De mayor intensidad que las luces de posición, el alumbrado antiniebla trasero está compuesto por una o dos luces rojas ubicadas en la zona trasera del vehículo para evitar deslumbramientos.

Salvo en motos, la luz antiniebla trasera es obligatoria en todos los vehículos y se debe utilizar con niebla espesa, lluvia o nevada intensa, o nubes de humo o polvo densa.

Consejo extra:

Solo actívala cuando la presencia de niebla densa, lluvia o nevada intensa sea especialmente desfavorable.

¿Por qué motivo? Porque el alumbrado antiniebla trasero deslumbrará al resto de conductores que circulan detrás si no se utiliza debidamente.


Te interesa: 

Cómo usar bien las luces antiniebla del coche (para evitar multas de hasta 200 euros)


Conclusión

Tras este breve repaso por los tipos de luces del coche, ten presente cada una de las recomendaciones aportadas para utilizar el alumbrado de tu vehículo conforme a la normativa.

¿Has comprobado que los faros de tu coche precisan de supervisión para su óptimo reglaje o que necesitas cambiar las bombillas delanteras ante su fundido inesperado?

Deja de hacerte preguntas y acude a tu taller mecánico Claxon más cercano para que el alumbrado de tu vehículo siempre te permita conducir seguro en cualquier vía.

revision-coche-personalizada