Puesta a punto del coche en verano

Antes de emprender un viaje largo en carretera, dedica atención a la puesta a punto del coche para que durante el verano conduzcas sin sobresaltos cuando circules rumbo a tu destino de vacaciones. En un año en el que la DGT vaticina más de 90 millones de desplazamientos en automóvil, ¿sabes cuáles son los ejes centrales al revisar un coche en esta calurosa estación? Sé precavido y prepara tu vehículo para que te ofrezca la máxima seguridad en carretera y haga tu salida turística el doble de satisfactoria.

Gracias a la puesta a punto del coche en verano, lograrás salir de viaje por carretera con la tranquilidad de que tu vehículo se encuentra en perfecto estado de forma.

Ten presente que más allá del exceso de velocidad, las distracciones y otros factores humanos, una de las causas que más accidentes de tráfico provoca es la falta de revisión del vehículo.

Por ejemplo, la conducción en viajes de largo recorrido con neumáticos gastados aumenta el riesgo de siniestro por reventón de la rueda, unido a la pérdida de agarre o una deficiente frenada de emergencia.

En Claxon recomendamos el mantenimiento del coche durante todo el año. No obstante, en verano esta máxima se vuelve crucial porque es la estación que concentra el mayor número de desplazamientos de largo recorrido, trayectos en los que el vehículo sufre un desgaste especial.

¿Qué puntos hay que revisar del coche en verano (y no debes pasar por alto si viajes por carretera)?

Si ya has organizado tus vacaciones de verano, recuerda que, tan importante como tener el equipaje preparado con tiempo, es incluir la puesta a punto de tu coche en la lista de prioridades antes de tu partida.

Junto al conocido como «triángulo de seguridad» de un automóvil formado por amortiguadores, neumáticos y frenos, hay componentes como el aire acondicionado o el sistema de refrigeración a los que hay que prestar una atención especial al revisar el coche en verano.

Toma buena nota y, no lo olvides, acude a tu taller mecánico más cercano.

1 – Aire acondicionado

revisar-aire-acondicionado-verano

En invierno pasamos por completo de este sistema pero, con el calor veraniego, el aire acondicionado se transforma en el aliado perfecto para soportar las altas temperaturas especialmente en trayectos largos y evitar la fatiga en la conducción.

Antes de salir de viaje, enciende el aire acondicionado. De lo contrario, en plena salida puedes encontrar que no enfría lo suficiente porque era necesario recargar el gas refrigerante, cambiar el filtro, arreglar el compresor o solucionar los problemas más frecuentes con el aire acondicionado reunidos en este post.

¿Quieres evitar el calor dentro del coche? Lee estos consejos y haz un uso responsable del sistema de aire acondicionado.

2 – Limpiaparabrisas

Aunque las lluvias en verano no son frecuentes, el tiempo siempre sorprende y en el lugar más insospechado puede caer una tormenta mientras conduces.

En esta situación, el óptimo estado de los limpiaparabrisas te permitirá disfrutar de una buena visibilidad para conducir con seguridad, componente que con gomas desgastadas dañaría tanto al parabrisas como a tu conducción. Préstale atención en la puesta a punto del coche este verano.

3 – Sistema de refrigeración

revisar-coche-verano

¿Sabías que un coche con el nivel de líquido refrigerante inadecuado o el radiador en mal estado puede ocasionar un sobrecalentamiento en el motor? Evita esta situación por todos los medios.

En las labores de mantenimiento de tu vehículo en verano, recuerda prestar especial atención al sistema de refrigeración.

El mecánico se encargará de revisar el estado del radiador, los manguitos así como verificar que no hay fugas de líquido refrigerante para que el motor siempre mantenga la temperatura adecuada.

Recuerda que el nivel del líquido refrigerante debe estar siempre cerca del máximo pero nunca superarlo y que has de sustituirlo cada dos años para evitar daños graves en el vehículo.

4 – Nivel de aceite

Entre las revisiones periódicas del coche que tú mismo debes hacer figura la comprobación de los líquidos del motor del coche. En este punto, nunca pases por alto el nivel del aceite.

Esa revisión debes hacerla con el motor en frío y el coche en plano para que compruebes de forma correcta el nivel de la varilla, que debe figurar siempre entre el nivel máximo y mínimo.

5 – Frenos y amortiguadores

mantenimiento-frenos-verano

Acude a tu taller para que se ocupen de poner a punto tu coche, revisando el nivel del líquidos de frenos. Ten en cuenta que, si está por debajo del mínimo, no es recomendable rellenarlo. Sino que debes ser un profesional quien lo vacíe y lo purgue.

Asimismo, también deben comprobar el estado de las pastillas de frenos ya que son elementos vitales para responder con efectividad ante imprevistos en la carretera.

Un uso excesivo de la pastilla de freno acaba afectando al disco, causándole ralladuras y daños, que deriven en su costosa sustitución.

¿Y qué sucede con el sistema de amortiguación? Puede verificar tú mismo si tu coche tiene una buena suspensión. Solo necesitas apoyarte con fuerza al capó y soltar de golpe.

Cuando el vehículo sube, los amortiguadores están en buen estado. Por el contrario, si sube pero rebota hacia abajo, deja que un mecánico ponga a punto la amortiguación de tu coche.

6 – Neumáticos

Dentro del «triángulo de seguridad», no debes pasar por alto la comprobación de los neumáticos para verificar que la profundidad de su dibujo respeta el mínimo legal de 1,6 mm.

Este elemento, que tiene la propiedad de ser el punto de contacto entre el vehículo y la carretera, no garantiza su máximo agarre cuanto la goma de los neumáticos está desgastada o dañada, ampliando la distancia de frenado, además de otras consecuencias.

Además de verificar su estado, en la puesta a punto del coche has de asegurar que tus ruedas cuenten con la presión de inflado adecuada y que las llantas del coche no tienen golpes que sean un freno para tu seguridad.

7 – Correa de distribución

¿Tu coche tiene más de 10 años y todavía no has cambiado la correa de distribución? Aunque es una de las averías de coche más graves y caras, no se le presta la atención.

Cuando acudas a tu taller para poner a punto tu coche en verano, es necesario que tu mecánico analice en qué estado se encuentra para evitar sorpresas en pleno viaje.

8 – Luces

poner-a-punto-luces-coche-verano

Antes de salir de vacaciones y emprender un viaje largo en coche, este verano recuerda comprobar que todas las luces del coche responden correctamente.

La visibilidad destaca entre los factores vitales para una conducción segura, motivo por el que debes mantener las luces de posición, cruce, carretera, antinieblas, marcha atrás, intermitentes y frenos.

Conclusión

Sigue estas pautas y planifica la puesta a punto del coche en verano antes de partir de vacaciones.

De este modo, disfrutarás sin imprevistos mecánicos de esos miles de kilómetros que te esperan tanto para el viaje de ida como el de vuelta.

Te esperamos en tu taller Claxon más próximo y prepararemos tu vehículo para que tus días de descanso solo pienses en pasarlo bien. ¡Buen y seguro viaje!

 

revision-coche-personalizada