problemas-suspension-coche

¿Prestas atención a la suspensión de tu vehículo? Si la respuesta es negativa, te animamos a que cambies el chip porque unos amortiguadores en mal estado pueden ser la causa de accidentes graves en carretera. Porque más vale prevenir que curar, hoy señalamos aquellas pistas que dejan patente posibles síntomas de una suspensión del coche defectuosa. Analiza, comprueba y, si los problemas son evidentes, actúa acudiendo a un profesional de confianza.

Muchos conductores apenas dan importancia a una de los problemas más importantes de un vehículo: la pérdida de estabilidad en coche en carretera. La dejadez en la supervisión del sistema de suspensión de su vehículo puede conllevar en un accidente o en una situación de riesgo.

Los amortiguadores del coche son los elementos fundamentales para asegurar la óptima suspensión de un automóviles. Además, su labor también afecta a la dirección y frenado del coche, al encargarse de la adhesión de los neumáticos a la carretera.

¿Qué Sucede Si Los Amortiguadores Del Vehículo Están En Mal Estado?

amortiguadores-de-coche

Cuando el sistema de suspensión del coche muestra síntomas de avería y los amortiguadores no desempeñan su papel al cien por cien, se multiplica el desgaste de diversos elementos mecánicos. Por ejemplo, la dirección, los muelles de suspensión, el diferencial, la caja de dirección o los neumáticos, verían mermada su capacidad.

Esta situación conlleva a una mala estabilidad del vehículo que se materializa en pérdida de adherencia en los giros, problemas en la dirección e incluso el riesgo de sufrir aquaplaning. Asimismo, se aumenta la distancia de frenado y al confort del conductor al volante.

Efectividad de la Suspensión de un Coche: ¿De Qué Depende?

Llegados a este punto tal vez tengas una pregunta en mente: ¿qué aspectos afectan al deterioro de los amortiguadores?

Aquí los tienes reunidos:

  • Kilómetros recorridos.
  • Clima de la zona por la que se conduce el coche habitualmente.
  • Superficie recorrida (no es lo mismo circular por autovía, que por ciudad o caminos irregulares…).
  • Carga.
  • Cambios realizados en el vehículo, por ejemplo, en llantas o neumáticos.
  • Estado de otros elementos de la suspensión.
  • Estilo de conducción.

Entonces, ¿cuándo es recomendable cambiar los amortiguadores del coche? En revisiones periódicas realizadas cada 20.000 kilómetros, los mecánicos de Claxon aconsejan su sustitución a los 60.000 kilómetros, ya que el deterioro de los amortiguadores del coche es progresivo.

Síntomas de Averías en el Sistema de Suspensión del Coche

Permanece atento porque aquí te contamos los diferentes problemas que se dan en los amortiguadores en mal estado de un automóvil. ¿Reconoces alguno de estos rasgos? Si es así, acude al taller y ganarás en seguridad para ti y para tu coche.

1 – Desgaste desigual de los neumáticos del coche

desgaste-neumaticos

¿Has comprobado que los neumáticos de tu automóvil muestran un desgaste asimétricos? Este es un síntoma claro de que existen problemas en los amortiguadores.

La rueda rebota constantemente en el pavimento debido a la pérdida de rendimiento y el mal estado de las cubiertas. Cuando el desgaste es importante, se produce ruido al rodar la rueda, siendo normalmente los neumáticos del eje trasero lo afectados.

En este caso, los profesionales recomiendan el cambio de los amortiguadores y de los neumáticos.

2 – Fugas de aceite

Cuando el sistema de suspensión presenta deficiencias claras es habitual que los amortiguadores cuenten con manchas húmedas de aceite que, con el tiempo, se convierten en suciedad y tierra alrededor de este elemento.

Estas fugas se deben vigilar puesto que se producen por la rotura o avería de los retenes del cuerpo del amortiguador. La solución pasa por cambiarlo, aunque lo habitual es sustituir el par de amortiguadores del mismo eje.

3 – Vibraciones en el volante

frenar-en-curva

¿El volante vibra cuando frenas en una curva? Tras esta situación puede encontrarse el mal estado del amortiguador delantero del coche, motivo por el que es necesario su revisión.

Asimismo, si estas vibraciones se producen en las ruedas delanteras al acelerar, hay que tener cuidado porque está en riesgo la adherencia del vehículo en carretera, como consecuencia de problemas de suspensión del coche.

4 – Rebotes excesivos

En ocasiones, los amortiguadores se desgastan en exceso por circular por zonas con asfalto en mal estado. Esa situación propicia que un rebote acusado.

Para comprobar este síntoma, te recomendamos que empujes la carrocería de tu coche hacia abajo. Si el sistema de suspensión está en óptimas condiciones, no debería producirse ningún rebote al soltar el coche. ¡Haz la prueba!

5 – Suspensión dura o blanda

suspension-dura

Si te preguntas cómo saber si la suspensión de tu coche está mal, fíjate si te sientes incómodo al conducir por la suspensión está demasiado dura, o bien está tan blanda que notas que pierdes el control del vehículo.

Ante estas situaciones puede encontrarse una presión inadecuada de los neumáticos o unos amortiguadores mal ajustados que originen ese problema en la suspensión del coche.

6 – Excesivo desnivel

Si notas que en terreno llano tu coche muestra una inclinación excesiva – tiende a irse hacia un lado o está más hundido por delante o por detrás -, es probable que exista problemas en el sistema de suspensión o en el sistema hidráulico.

7 – Ruidos raros en baches y curvas

¿Cuando pasas por un bache o una curva notas que el coche realiza ruidos extraños y no sabes por qué se producen? Tras este sonido inusual puede esconderse un desgaste en los cojinetes que pueden llegar a romperse.

Deberás reemplazarlos para evitar esos golpes metálicos, al pasar por un bache o un badén en la carretera.

¿Has tomado nota de estos síntomas? Si observas que tu coche muestra alguno de estos problemas en la suspensión, no lo pienses dos veces y acude a tu taller de confianza.

Allí revisarán tu vehículo y, si es necesario, se encargarán de cambiar los amortiguadores de tu coche. El resto será tranquilidad al volante.