precio-cambio-amortiguadores

El precio de cambiar los amortiguadores del coche dependerá de la marca, su tipología y las reparaciones secundarias que requiera dicha sustitución. Los especialistas recomendamos el cambio de este elemento clave en la suspensión del coche cada 50 000 kilómetros. Pero, ¿sabías que junto con los neumáticos y los frenos forman el denominado «Triángulo de la Seguridad»? Por tanto, lejos de alargar en exceso su revisión, hoy te informamos de su importancia, cuándo es el momento de sustituirlos y qué precio ronda el cambio de amortiguadores en el mercado. ¡Todas las respuestas aquí!

Mientras que en más de una ocasiones sí pensamos en revisar el estado de los neumáticos gastados o control el nivel del aceite del motor, apenas nos hacemos la siguiente pregunta: «¿cuándo he de cambiar los amortiguadores del coche?».

Sin embargo, los amortiguadores desarrollan una función esencial en el sistema de suspensión del vehículo y, en compañía de los neumáticos y los frenos, crean la fórmula ganadora para garantizar la seguridad y el confort cuando un vehículo rueda por la carretera.

Por tanto, ¿a qué estás esperando para comprobar si están en perfecto estado o precisan de una revisión?

Ten presente que los amortiguadores de un vehículo funcionan a pleno rendimiento hasta alcanzar los 30 000 kilómetros. A partir de entonces es necesaria su supervisión periódica.

¿Por qué motivo? Los amortiguadores del coche no son piezas estáticas sino que están en continua actividad cuando el vehículo está en movimiento. Se comprimen entre 5 000 y 7 000 veces por minuto por lo que, si deseas que ofrezcan las mejores prestaciones, difícilmente se podrá lograr si se encuentran en mal estado.

Desde controlar la dirección a soportar la carga del coche. Estas son las funciones de los amortiguadores del coche

ofertas en amortiguadores

Sin los amortiguadores, el sistema de suspensión del coche no podría funcionar porque es su piedra angular.

Este elemento funciona a la par que el muelle de suspensión, y la óptima actividad de ambos será la potenciadora de la seguridad y la comodidad en la conducción.

Mantén tu atención en este punto del artículo porque sabrás por qué a partir de ahora vas a comenzar a dar más importancia al estado de tus amortiguadores:

1 – Mantener el neumático del coche pegado al suelo.

Un coche con problemas en el sistema de suspensión del coche por amortiguadores gastados en exceso, dará botes y saltos cuando pase por terrenos con baches o irregularidades.

Aunque sea solo cuestión de segundos, el vehículo dejará de tocar el suelo lo que lleva implícita la imposibilidad de dirigir o frenar el automóvil. Con la seguridad no se juega.

Si observas síntomas raros, aprovecha las ofertas en amortiguadores de los talleres Claxon y ¡cámbialos cuanto antes!

2 – Garantizar la estabilidad del vehículo

Un coche con los amortiguadores deteriorados multiplica las posibilidades de ver mermada su estabilidad, mostrando menos agilidad para realizar maniobras sencillas.

Asimismo, precisará de más distancia para frenar adecuadamente. Todas estas características se traducen en menos seguridad y más riesgo en carretera.

3 – Controlar la dirección del vehículo

controlar-direccion-coche

Gracias al buen estado de los amortiguadores, conducimos mejor y más seguros, por ejemplo, tomando bien las curvas o esquivando obstáculos.

Lejos de que sea el coche el que nos domine, en todo momento tendremos las riendas de la dirección.

4 – Absorber las irregularidades del terreno

Gracias a la función de los amortiguadores, aunque se conduzca por una zona con baches o desnivel en la calzada, el vehículo es capaz de ofrecer el mayor confort posible a los ocupantes durante la conducción, sin incómodos rebotes.

5 – Soportar la carga del vehículo y mantener el alineado de las ruedas

Además del control de las oscilaciones de la suspensión para adherirse mejor a la vía, los amortiguadores son piezas clave para asegurar el óptimo equilibrado de las ruedas y su alineado.

De lo contrario, tras unos neumáticos con un desgaste anormal, puede estar un alineado fallido motivado por avería en la suspensión del coche.

6 – Asegurar la altura adecuada del coche

¿Has comprobado que tu coche está más bajo de lo que debería? Acude a tu mecánico de confianza porque todo apunta a que has de cambiar los amortiguadores porque están muy gastados.

Esta pieza ha dejado de funcionar y el coche se está apoyando solo en los muelles.

¿Cuándo hay que cambiar los amortiguadores del coche para conducir mejor y más seguro?

cuándo cambiar los amortiguadores

La gran pregunta que el conductor se hace mucho menos de lo que debería, hoy obtendrá la respuesta.

Al hilo de la cifra orientativa que dábamos al comienzo de este artículo, la eficacia de los amortiguadores va disminuyendo a medida que sobrepasa los 30 000 kilómetros.

En revisiones periódicas cada 20 000 kilómetros, los mecánicos de Claxon aconsejan verificar su estado aprovechando esta revisión para analizar el resto de elementos del sistema de suspensión.

Te recomendamos cambiar los amortiguadores cada 5 años o cuando el vehículo alcance los 60 000 kilómetros, nos superando nunca la barrera de los 100 000 kilómetros.

En todo caso, acude a mecánicos profesionales que sabrán darte las mejores pautas para dicha sustitución siguiendo las recomendaciones del fabricante en el manual del vehículo.

Un dato importante. Siempre hay que cambiar los amortiguadores del mismo eje a la vez (bien delanteros o traseros).

De este modo, garantizamos el equilibrio del vehículo sin que la estabilidad del coche se vea perjudicada y, por ende, te arriesgues a un accidente.

Precio del cambio de amortiguadores. ¿Cuánto cuesta su sustitución?

cuanto-cuesta-cambiar-amortiguadores

Como en muchas ocasiones, es difícil fijar un precio del cambio de amortiguadores porque esta reparación varía en función de diferentes aspectos.

Dependiendo de la marca y los tipos de amortiguadores (normales, deportivos, con más muelles, ajustables en altura y en dureza), el precio medio de sustituir los amortiguadores oscila entre los 350 euros a más de 1000 euros.

Asimismo, la cuantía final también dependerá de si es necesario cambiar los muelles de suspensión y las copelas, encargadas de unir el amortiguador al chasis.

Aunque no es de las reparaciones más costosas, sí es vital para la seguridad en carretera. Por este motivo, aprovecha las ofertas en amortiguadores como la lanzada por Claxon.

En ella sus mecánicos montan los 4 amortiguadores y te regalan uno, obteniendo así el precio de tus amortiguadores más baratos y con la máxima calidad. ¡Aprovéchate!

Conclusión

Presta atención a la pieza clave en la suspensión de tu coche y ¡cuídala! Como has podido comprobar, el cambio de los amortiguadores gastados es crucial para la seguridad en carretera.

Trata de comprobar su estado en las revisiones periódicas que realices superados los 20 000 kilómetros y recuerda que con más de 60 000 kilómetros debes sustituirlos.

El precio del cambio de los amortiguadores varía según tipo, marca y reparaciones colaterales que puedan aparecer.

No obstante, si aprovechas ofertas en amortiguadores baratos como las de Claxon multiplicarás la seguridad de tu vehículo por menos de lo que imaginas. ¡Ahora es el momento!