Neumáticos del futuro

Entre los inventos que han revolucionado la Humanidad hay uno que se lleva todas las medallas por méritos propias: la rueda. Ha transformado el mundo y a lo largo de su historia ha hecho de la innovación su particular leit motiv. La entrada de la tecnología y el uso de nuevos materiales conforman los nuevos neumáticos del futuro, en los que fabricantes como Michelin, Goodyear o la coreana Hankook llevan años poniendo todos sus esfuerzos. ¿Quieres saber cómo serán los neumáticos de los coches del futuro? Danos cinco minutos de tu tiempo y te lo contamos. ¡Arrancamos!

Ante nuevas necesidades de movilidad, nacen los neumáticos del futuro dispuestos a transformar el concepto de ruedas que conocemos hasta la fecha.

Esta es la tarea que ocupa a los principales fabricantes de neumáticos del mundo y, en particular, a sus departamentos de Investigación, Desarrollo e Innovación.

Lejos de ser un elemento más de cualquier vehículo, la relevancia del neumático es tal que con el tiempo surgirán nuevas modalidades de automóviles que hoy día solo apreciamos en nuestros sueños o en películas de ciencia ficción con sello Hollywood.

Ingenio, eficacia, eficiencia, conectabilidad y ecología destacan como las principales máximas de los neumáticos del futuro.

Marcas como Goodyear, Michelin o Hankook llevan tiempo trabajando en conceptos visionarios para las ruedas de los coches del mañana.

Presentadas en las ferias del automóvil más destacadas del calendario anual, estas invenciones anticipan un futuro plagado de innovación al tiempo que sorprende la capacidad de estas firmas punteras para interpretar las necesidades de la sociedad y convertirlas en unos neumáticos revolucionarios y sorprendentes.

Así serán los neumáticos del futuro según los fabricantes más destacados del mundo

Goodyear – El neumático que genera oxígeno mientras circulas por carretera

¿Cómo te has quedado? Te aseguramos que no es un broma.

Con el nombre Oxygene, este prototipo causó sensación en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra en 2018, cita de su presentación oficial.

Goodyear ha creado un neumático cubierto de musgo con el que se obtiene oxígeno y electricidad cuando el coche está en marcha.

Su objetivo se basa en diseñar un neumático que contribuya al reciclaje de materiales, al tiempo que se reducen las emisiones contaminantes y la pérdida de energía.

Pero, ¿cómo se genera oxígeno y electricidad?

Estos neumáticos, construidos con impresión 3D, cuentan con una estructura abierta donde el mugo crece dentro de la pared lateral de la rueda. Gracias a que la humedad y el agua de la calzada se deslizan hacia el musgo, este acaba absorbiéndolas y desarrollando el proceso de fotosíntesis.

A su vez, en la fotosíntesis, el musgo inhala CO2 del aire y genera la electricidad suficiente para la alimentación de los sensores internos de la rueda que obtienen información de la calzada y los neumáticos.

Michelin – La economía circular llega a los neumáticos

El máximo productor de neumáticos en todo el mundo nunca deja de sorprendernos. Si la innovación aplicada a los neumáticos Michelin CrossClimate ya nos había dejado sin palabras, su afán por ir más allá ha dado como resultado un neumático que aúna eficiencia y respeto al medioambiente.

El proyecto VISION se centra en crear neumáticos del futuro que aboguen por la conocida como economía circular 4R (reducir, reutilizar, renovar y reciclar), siendo la naturaleza su fuente de inspiración.

4 características clave para la concepción de este prototipo de neumáticos visionarios:

  • Materiales de origen biológico y biodegradable

El ataque in crescendo al medioambiente obliga a tomar medidas que reduzcan esa acción, y los fabricantes están poniendo todo su esfuerzo y conocimientos para que los neumáticos del futuro contribuyan a este fin.

El uso de materiales de origen biológico y biodegradable apuesta por este objetivo, sin olvidar la necesidad de hacer del óptimo reciclaje de neumáticos una máxima.

  • Neumáticos reparables

¿Imaginas que los neumáticos de tu coche se pudieran arreglar en función de las necesidades de movilidad?

Esta premisa encuentra respuesta en los innovadores Michelin VISION que, gracias al uso de impresoras 3D en su fabricación, permite reparar la rueda tantas veces como fuera necesario.

Se trata de un proceso rápido y sencillo y que ayudaría a ajustar el estado de los neumáticos bien por el mal estado de las carreteras, las condiciones meteorológicas adversas o el desgaste.

  • Olvídate de pinchazos

Por más explicaciones que le des, reparar el pinchazo de la rueda del coche es un engorro.

Estos neumáticos del futuro evitan que pases este incómodo momento porque ni se pincha ni es necesario rellenarlos con la presión adecuada.

Con una estructura similar a los alvéolos del cuerpo humano, el diseño soporta el peso del vehículo con seguridad y solidez.

  • Conoce el estado de tus neumáticos de forma automática

Los neumáticos VISION de Michelin incorporan sensores en su interior que aportan información en tiempo real sobre el estado de las ruedas. Esos datos podrás consultarlos desde tu teléfono móvil y así sabrás cuándo requieren de una revisión.

Hankook – Neumáticos rompedores para vehículos de otra galaxia

Si estos prototipos de neumáticos del futuro te han alucinado, espérate a conocer las propuestas del fabricante coreano Hankook.

A simple vista parecen conceptos locos cercanos a la ciencia ficción pero todos ellos se basan en dar respuesta a las demandas de movilidad de la sociedad en un futuro más próximo de lo que imaginamos. ¡Pasa y conócelos!

Autobine

Autobine

En el futuro, un vehículo autónomo será capaz de cambiar el número de neumáticos según los pasajeros que ocupen el automóvil.

Esta es la propuesta innovadora de Autobine de Hankook para maximizar la eficiencia de un vehículo.

La retirada o colocación de neumáticos en función del peso del vehículo se desarrollaría de forma automática, concebida para un autobús autónomo. Sorprendente, ¿verdad?

Flexup

Flexup

Ahora los neumáticos del futuro también permitirán subir escaleras o superar obstáculos, circulando sin contratiempo por la ciudad.

En esta gesta, el sistema Flexup incorpora en la banda de rodadura mecanismos de expansión o compresión que actúan en función del obstáculo encontrado. Este diseño está basado en vehículo para uso individual.

iPlay

i-Play

La moto, la bicicleta o el actual patinete eléctrico evolucionarán hacia un vehículo individual de dos ruedas construido en suspensión flexible y denominado iPlay.

Cuenta con dos grandes ruedas paralelas y comportamiento optimizado en las curvas que favorecerá un desplazamiento más flexible, eficiente y sin limitaciones de obstáculos.

Shiftrac

Shiftrac

El increíble comportamiento en los giros de iPlay va más allá en Shiftrac, un neumático con la banda de rodadura dividida.

Sus prestaciones lo conviertan en un prototipo de movilidad ideal para vehículos especiales como los coches de policía.

Magfloat

Magfloat

También de uso individual, se trata de una rueda flexible unida a una tabla basada en la ampliación del campo magnético y de rotación. ¿Imaginas moverte por el centro de una gran ciudad con este «máquina». ¡Apoteósico!

Conclusión

Increíbles, revolucionarios y tecnológicos, los neumáticos del futuro responden a las necesidades de los usuarios con ideas ingeniosas y eficientes a la vez.

Por el momento, se trata solo de prototipos más cercanos a las películas que a la vida real.

Pero, ¿quién dice que en 10 años no conduzcamos nuestro coche con neumáticos cubiertos de musgo o con vehículos autónomos que quitan o ponen neumáticos según el peso del automóvil?

Tiempo al tiempo.