Reparar coche en la calle

Desde aspirar el vehículo a reparar el coche en la calle, en más de una ocasión habrás visto que la vía urbana se convierte en improvisado taller mecánico. Estas conductas pueden conllevar a elevadas multas económicas dado su peligro medioambiental y para la seguridad vial. A continuación, haremos un repaso por las principales sanciones y sus cuantías para que prescindas de estos comportamientos.

El coche es un bien preciado para los conductores que siempre desean que luzca reluciente y en perfecto estado de mantenimiento.

Bajo esta premisa, los amantes del motor destinan parte de su tiempo libre a creerse a mecánicos improvisados y desarrollan reparaciones y mejoras en el motor y otros componentes del vehículo en todo tipo de lugares. Uno de sus espacios favoritos es la vía pública.

Sin embargo, conforme a la Ley de Seguridad Vial de España, limpiar o reparar el coche en la calle puede ser penalizado con multas económicas que, de conocer su cuantía, seguro que más de un «manitas» decidiría dejar esta afición y acudir a un taller profesional para evitar sanciones.

La normativa española castiga las reparaciones mecánicas en plena calle, no el hecho de comprobar si el vehículo ha sufrido un problema inesperado. Por tanto, nunca seremos sancionados si paramos el vehículo porque no arranca debido a la descarga de la batería.

Motivos que dice la Ley para prohibir la reparación de un coche en la calle

limpiar-coche-en-la-calle

La vía pública pertenece a los conductores y a los usuarios, razón por la que todos hemos de preservar su cuidado y mantenimiento para favorecer la seguridad y evitar daños que afecten al medioambiente.

Partiendo de esta idea, el Reglamento General de Circulación deja patente que está prohibido tirar, dejar o abandonar objetos que dificulten o deterioren la circulación y las calles.

Es más, en su artículo 2 especifica que cualquier usuario debe velar por el bienestar de las calles, de la circulación y del entorno.

Por este motivo, acciones como aspirar el coche en plena vía pública o coger el kit de herramientas y creerse que la calle es el box de un taller mecánico supone un peligro acompañado de una mala noticia para el bolsillo.

Multitud de conductores piensan que hay reparaciones mecánicas sencillas donde poner a prueba su alma DIY (Do It Yourself) y ahorrarse unos euros.

Sin embargo, cuando llegue una multa de 3000 euros por arreglar el coche en plena calle, el ahorro se volatilizará y los problemas económicos se agravarán. El riesgo no merece la pena, ¿verdad?

Estas son las principales razones por las que la calle nunca debe ser el emplazamiento de improvisado taller.

El vertido de aceites y combustibles procedentes del motor son perjudiciales para la salud y el medioambiente

Si en la calle comienzas a arreglar el coche, existen numerosas posibilidades de que restos de aceite, gasolina o incluso otros líquidos del motor del vehículo acaben cayendo sobre el asfalto.

Esta situación incumpliría una de las normas de la Ley de Seguridad Vial que señala la prohibición de dejar objetos en la vía pública que obstaculicen la circulación.

Es importante remarcar que estos fluidos químicos deben ser recogidos y reciclados por centros autorizados y especializados porque, de lo contrario, se atentaría contra la salud de las personas y la conservación medioambiental.

Además, esas manchas y deterioros afectan a la circulación y al tránsito de vehículos y personal, una razón más para dejar de reparar el coche en las calles de pueblos y ciudades.

El uso de herramientas depositadas sobre la calzada puede provocar accidentes a vehículos y usuarios

Desde cambiar una rueda, a hinchar los neumáticos con la presión adecuada o hacer un cambio de aceite, todas estas acciones requieren del uso de herramientas.

Un martillo o una llave inglesa sobre la calzada puede ocasionar un accidente involuntario a personas que pasen por la vía o a otros conductores, incumpliendo así la normativa española en materia de seguridad vial.

La limpieza de un coche en la calle también es motivo de multa por ensuciar la vía pública

¿Estás pensando en aspirar el coche por dentro para dejar las alfombrillas como nuevas? Es una excelente decisión para dejar tu vehículo limpio pero nunca decidas realizar esta tarea en la calle.

Te recomendamos que acudas a una gasolinera y estación de servicio para limpiar tu coche y aspirarlo sin miedo a ser penalizado por una cuantiosa multa económica.

El uso de jabón, productos químicos quitagrasas utilizados para limpiar las llantas, el agua sucia tras el lavado o el exceso de espuma acaban ensuciando el asfalto, ocasionando daños al entorno.

Principales multas por arreglar coche en la calle que debes evitar (salvo que estén dispuesto a pagar hasta 3000 euros)

multas-reparar-coche-calle

Una vez conocidas las razones por las que las reparaciones mecánicas siempre se han de hacer en un garaje o establecimiento habilitado para ello, es el momento de conocer a cuánto puede ascender la multa por arreglar un coche en plena vía pública.

La cuantía y el grado de gravedad de estas penalizaciones las determina cada ayuntamiento. No obstante, a continuación reunimos el importe al que pueden llegar estar multas en diferentes ciudades españolas.

  • Valencia → Considerada sanción grave, el importe de esta sanción es de 150 euros.
  • Sevilla → La cuantía máxima de las multas por estos actos es de 120 euros.
  • Barcelona → No se estima un comportamiento grave, por lo que se sanciona de forma simbólica con 30 euros de multa.
  • Madrid → Cuando la reparación del coche en vía urbana se tilda de muy grave, la multa oscila entre los 500 a los 3000 euros. Si su consideración se reduce a grave, la penalización económica sería de entre 750 a 1500 euros, mientras que en infracciones leves la multa máxima alcanza 120 euros.

¡Atención! Si tu coche está parado, cuidado con estas multas

Un coche parado nunca puede ser multado. ¿Verdadero o falso? Sentimos ser aguafiestas, pero esta creencia es 100% falsa.

Estas son las multas que te pueden poner cuando tu coche está parado sin conducir:

  • No tener seguro de coche → hasta 3000 euros.
  • Repostar con las luces encendidas o el motor en marcha → 200 euros y retirada de 3 puntos del carnet de conducir.
  • Llevar la matrícula sucia, desgastada o rota → 80 euros.
  • Salir del coche en carretera, autopista o autovía sin el chaleco reflectante → 200 euros y retirada de 3 puntos del carnet de conducir.
  • Usar un vehículo con la ITV caducada → 200 euros, retirada del vehículo de la circulación si es un agente el que interpone la sanción y obligatoriedad de acudir a un centro de inspección antes de 10 días.
  • Cambiar de dirección sin avisar a la DGT → Las multas recibidas no caerán en saco roto y además el conductor tendrá su sanción pertinente por la falta de notificación del nuevo domicilio.

Conclusión

Los talleres mecánicos profesionales son los únicos espacios acondicionados para arreglar un vehículo con las máximas garantías al tiempo que se cumple la Ley.

Al final, un comportamiento que atenta contra la legalidad española como es el reparar el coche en la calle e incluso limpiarlo solo acarrea consecuencias negativas tanto para el medioambiente, la salud como para tu economía debido a las costosas sanciones económicas.

revision-coche-personalizada