Llantas de aluminio

Resistencia, conducción precisa o reducción del desgaste de los neumáticos destacan como las principales funciones desempeñadas por las llantas de aluminio o los modelos de llantas de acero. A pesar de sus similitudes, este componente esencial en cualquier vehículo también cuenta con diferencias en su estructura. ¿Cuáles son mejores? ¿Qué material aporta más seguridad en la conducción? En el post de hoy respondemos a estas y otras dudas explicándote las principales diferencias entre las llantas de aleación o aluminio y aquellas fabricadas en acero.

Cuando pensamos en cambiar las llantas del coche, no basta con elegir el primer modelo que nos encontremos. Con los años, tanto el diseño como la construcción de estos elementos han evolucionado a pasos agigantados, mejorando sus acabados y ofreciendo mejores prestaciones.

Son multitud los conductores a los que les asaltan las dudas porque desconocen las verdaderas diferencias entre las llantas de aleación de aluminio y las llantas de acero.

Sin embargo, es importante distinguir aspectos básicos del best seller entre los accesorios para el automóvil, por su relevancia para optimizar la precisión en la conducción del vehículo, además de potenciar su estética. ¡Vamos a ello!

2 Puntos claves al comprar llantas de coche nuevas: Tamaño y peso de llanta

comprar-llantas-coche-nuevas

Tamaño de la llanta

La elección del tamaño de las llantas del vehículo es uno de los aspectos más importantes cuando se opta por su sustitución.

¿Por qué motivo? Porque si escogemos una llanta de aleación o de acero de una medida que no sea la adecuada, quedará mal ajustada perjudicando al estado de los neumáticos y al sistema de suspensión.

En este punto, tanto si optas por comprar llantas de aluminio como llantas de acero, debes comprobar estos 3 parámetros:

Ancho de la llanta

Recuerda que, según la legislación actual, ninguna parte de la rueda puede sobresalir del contorno del coche.

Correspondencia entre tamaño de la llanta y el perfil del neumático

Al instalar llantas nuevas, es esencial que estas cumplan con los tamaños indicados por el fabricante. No obstante, debemos tener claro que es posible escoger diferentes tamaños de llantas dentro de un modelo.

Eso sí, recuerda que, cuanto mayor es la llanta de aluminio o acero que coloques a tu coche, menor debe ser el perfil del neumático.

Como ya indicamos en este post, los neumáticos de perfil bajo sufren menos deformaciones, la banda de rodadura contacta mejor con el suelo, lo que les permite coger bien las curvas, motivo por el que esta modalidad de neumáticos es habitual en los coches deportivos.

Diámetro de la rueda

Este permanece igual con independencia del tamaño de la llanta o de los neumáticos.

Peso de las llantas

Otro aspecto importante al cambiar las llantas de coche es su peso. Como es obvio, a mayor dimensión y anchura de la llanta, mayor será su peso.

Asimismo, es crucial tener presente que una llanta de aluminio o acero que pese 5 kg, verá multiplicado su peso en carretera por cuatro, llegando a pesar 20 kg.

Cuanto mayor sea el peso de la llanta, el vehículo contará con menor capacidad de aceleración además de ver mermada su dinámica.

Preguntas frecuentes sobre las llantas de aluminio y las llantas de acero. ¡Detecta sus diferencias!

llantas-de-acero

Hasta hace unos años, las llantas de acero vestían las ruedas de casi el 100% de vehículos utilitarios del mercado. Con la resistencia como principal cualidad y su precio como atractivo, encontró en el peso de la llanta su principal inconveniente.

En la actualidad, las llantas de aluminio o aleación son las que ganan la partida, gracias a su equilibrio entre reducido peso y resistencia, seguridad en la frenada y bajo coste.

Partiendo de estos apuntes, a continuación respondemos a las dudas más frecuentes que rodean a estos dos tipos de llantas de coche. De este modo, no solo las conocerás mejor, sino que te ayudarán a escoger las más idóneas para tu vehículo.

¿Son más ligeras las llantas de aluminio que las de acero?

Es habitual escuchar afirmaciones indicando que las llantas de aluminio pesan menos que las llantas de acero.

En principio esta es la norma general. Sin embargo, hay que tener presente que en ocasiones se precisa de más cantidad de aluminio para fabricar una llanta, motivo que impide el ahorro de peso.

¿Qué llantas ofrecen mayor resistencia?

resistencia-llantas-de-aluminio

Uno de los puntos más destacados de las llantas de acero es su robustez. Por ejemplo, al conducir o aparcar, es habitual chocar con los bordillos. Con esta modalidad de llantas, estos percances apenas se perciben o, si se producen, su reparación es sencilla.

¿Conduces por carreteras sin pavimentar? Las llantas de acero se convertirán en tu mejor aliada por su robustez frente al aluminio, más ligero. Además, la sal de la carretera no daña la estructura de la llanta y, por ende, tampoco afecta a su rendimiento en carretera.

Por el contrario, las llantas de aleación actúan con menor resistencia a la grava, el barro o la sal de la carretera, al tiempo que se estropean con más facilidad ante golpes en los bordillos. Es más, una llanta de aluminio puede no aguantar el impacto de un bache agresivo.

Su sensibilidad a los golpes se acompaña de mayores dificultadas en la reparación.

¿Por qué las llantas de aluminio son estéticamente más atractivas que las de acero?

El motivo no es otro que la flexibilidad del aluminio. Esta característica permite su moldeado a baja presión dando como resultado diseños innovadores y vanguardistas que mejoran la estética final del automóvil.

Asimismo, gracias a la utilización de las prensas hidráulicas, se logra la reducción del volumen de la llanta de aluminio y el aumento de la resistencia, al tiempo que disminuye el peso de la llanta.

Eso sí, es importante puntualizar que las llantas de aluminio requieren de cuidados precisos y el mantenimiento con productos de protección adecuados. De lo contrario, pueden sufrir salpicaduras, roces y daños que requerirán de reparaciones costosas.

¿Sabías que las llantas de aluminio favorecen la potencia de frenado?

llantas-de-aluminio-frenado

Así es. Las llantas de aleación de aluminio disipan mejor que calor de los frenos que las llantas de acero, una propiedad que posibilita una conducción más dinámica.

Además, en función del diseño de llantas de aluminio escogido, se mejora la duración y función desempeñada por discos y pinzas.

Un ejemplo son las llantas de 5 radios donde a través de sus orificios se favorece la entrada de aire, lo que evita los excesos de fricción y el sobrecalentamiento de los componentes del sistema de frenado.

¿Las llantas de aluminio garantizan más rigidez en la suspensión?

La rigidez del aluminio frente al acero dota de más durabilidad a las llantas de aluminio de calidad.

Esta característica permite que se reduzcan las posibles desviaciones de las ruedas en las curvas, una prestación clave en vehículos con motores potentes, como es el caso de los deportivos.

¿Por qué el precio de las llantas de acero es más bajo que el de las llantas de aleación?

Aunque las llantas de acero y aluminio cada vez están igualando sus precios, el precio de los componentes de aleación sigue siendo más elevado.

No obstante, analizando sus prestaciones frente al atractivo estético de sus diseños, es una opción a valorar.

Conclusión

La estética ha dejado de ser el único argumento para decidirse por las llantas de aluminio o las llantas de acero.

Sus características les llevan a contar con propiedades que favorecen la conducción en carretera, al tiempo que reducen el peso de la llanta o mejoran sus niveles de resistencia y durabilidad.

Esperamos que este artículo te sirva para valorar las peculiaridades de cada tipo de llanta en función de su material y te decantes por la más idónea para tu coche. En cualquier caso, presta atención a este componente porque es vital para conducir con el máximo rendimiento.