Líquidos del motor del coche

Lo tienes claro. Sabes que tu vehículo debe pisar el taller para hacer las revisiones periódicas habituales. Pero todo el cuidado de tu automóvil no cae en manos de los mecánicos profesionales, sino que hay revisiones como la comprobación de los líquidos del motor del coche que corren de tu cuenta. Porque deseas circular con total seguridad, te recomendamos que leas de principio a fin este artículo ya que recogemos los 5 líquidos del coche que debes comprobar cada cierto tiempo. Anótalos en tu lista de tareas para el óptimo mantenimiento de tu vehículo y prevendrás costosas reparaciones.

Más allá de las revisiones oficiales que marca el libro de mantenimiento de tu vehículo o aquellas que realizas para pasar la nueva ITV, existen observaciones rutinarias que tú mismo has de desarrollar para preservar el estado de tu coche y prolongar su vida el máximo tiempo posible.

La revisión de los líquidos del motor del coche forma parte de esta lista de inspecciones DIY que, cada cierto tiempo, has de tener presente porque de ellas va a depender que el motor del coche funcione a la perfección.

Sé sincero. ¿Te preocupas en revisar los niveles de coche? ¿Solo del líquido refrigerante y del limpiaparafrisas y qué sucede con líquido de frenos, el aceite o el destinado a mejorar la dirección del vehículo? Es más, ¿sabes cómo comprobar si es necesario rellenar esos elementos con el líquido adecuado?

En esta sencilla guía despejarás tus dudas y sabrás qué líquidos del coche requieren de revisiones periódicas, cuál es el nivel adecuado y cómo se comprueba.

Los 5 líquidos del motor del coche que requieren de tu comprobación para prolongar la vida de tu vehículo

#1 – Aceite del motor

rellenar-aceite-motor

Dado que el buen funcionamiento del motor depende al 100% del aceite, este es el líquido del coche que más revisan los conductores. ¿Por qué motivo? Porque su olvido puede significar la despedida definitiva de tu vehículo de la circulación.

Ten presente que, gracias al aceite, el motor se lubrica al tiempo que protege los elementos móviles que entran en fricción, evitando su deterioro. Además, desciende la temperatura del motor.

¿Cada cuánto hay que revisar el aceite del motor?

Cada fabricante marca el momento en el que se debe hacer el cambio del aceite de un coche. Pero, más allá de ese hecho, lo que sí debes hacer tú cada mes y antes de un viaje largo es revisar el nivel del aceite.

¿Cómo se comprueba el nivel del aceite?

Es muy sencillo. Sitúa el vehículo en un lugar plano con el motor en frío. A continuación, extrae la varilla de medición y limpiala por completo.

De nuevo, introduce la varilla hasta el fondo y sácala. En la punta de la varilla hay dos señales que indican el nivel mínimo y máximo.

Verifica cuál es el nivel actual de aceite en el motor. En el caso de que sea bajo, repón este líquido y, si excede de lo recomendable, acude a tu taller Claxon más cercano y nuestro equipo se encargará de eliminar el sobrante y analizarán que ese exceso no haya producido averías.

#2 – Líquido refrigerante y anticongelante

liquido-refrigerante

Estos dos líquidos desarrollan dos funciones claves de ahí la importancia de revisar sus niveles periódicamente.

Mientras el líquido anticongelante evita la congelación del agua que circula por el circuito interno del motor, el refrigerante absorbe el calor que genera la combustión para impedir que el coche se sobrecaliente, provocando catastróficas consecuencias.

¿Cada cuánto tiempo hay que revisar el líquido refrigerante?

Compuesto por agua destilada y anticongelante, el líquido refrigerante se debe revisar cada 20 000 a 30 000 kilómetro, y sustituirlo cada 40 000 kilómetros o cada dos años.

¿Cómo comprobar el nivel correcto de líquido refrigerante?

Coloca el vehículo en un terreno llano y horizontal, siempre con el motor parado y frío. Abre el capó y comprueba que este líquido del coche está dentro del nivel máximo y mínimo marcado en el depósito.

Si el nivel es bajo, rellénalo con tu líquido refrigerante de siempre o, si no estás seguro, emplea agua destilada. En el caso de un nivel superior de refrigerante, acude directamente al taller.

#3 – Líquido de frenos

liquido-de-frenos

Si quieres preservar la máxima seguridad en carretera cuando frenas, no te la juegues dejando en el olvido la revisión de este líquido del motor del coche.

¿Por qué motivo? Porque la falta de líquido de frenos provoca problemas en la distancia de frenado y en carretera esa situación puede jugarte malas pasadas.

¿Cada cuánto hay que revisar el líquido de frenos?

El líquido de frenos debes revisarlo cada 6 meses, dejando el cambio de este líquido cada dos años.

Ten en cuenta que la humedad genera su deterioro y el punto de ebullición se reduce con el tiempo, de ahí la necesidad de comprobar su nivel y reponer sus niveles de forma periódica.

¿Cómo comprobar el nivel del líquido de frenos de un coche?

Con el coche en frío y localizado el depósito – con tapón negro y letras amarillas -, verifica que el líquido de frenos se halla dentro de los niveles establecidos.

Cuando el nivel es bajo, es síntoma evidente de desgaste en las pastillas de frenos, lo que conlleva acudir al taller.

Caso más raro es un exceso de nivel de este líquido. No obstante, si lo compruebas en tu revisión, conoce el consejo de un mecánico profesional.

#4 – Líquido limpiaparabrisas

liquido-limpiaparabrisas

Desde no pasar con éxito la ITV a impedir la correcta visibilidad en la conducción, recuerda que debes comprobar el nivel del líquido del limpiaparabrisas cada cierto tiempo para que, tanto si llueve como si el cristal está sucio y da el sol, no tengas problemas por falta de visión.

¿Cada cuánto hay que echar agua al limpiaparabrisas?

No hay un tiempo estipulado pero la comprobación es sencilla. Acciona el parabrisas de su coche, comprueba que se mueven y que sale agua.

Importante: aprovecha para cambiar las escobillas del coche y comprueba que no funcionan correctamente. ¡Son claves en carretera!

Si por más que le indicas que extraiga agua no tira ni una gota, llegó el momento de rellenar el depósito con este líquido del coche.

Hazlo siempre con el motor el frío. Tras localizar el depósito – suele impreso en el tapón el icono de un limpiaparabrisas -, ayúdate de un embudo para rellenarlo con el líquido creado para este fin.

#5 – Líquido de dirección

Revisar nivel líquido de dirección

¿Tu coche cuenta con dirección asistida hidráulica o electrohidráulica? Si tu respuesta es afirmativa, suma a tu lista de labores de mantenimiento la revisión del líquido de dirección de tu vehículo.

De este modo, garantizarás que este tipo de sistema de dirección funcionará al 100% y sin sorpresas.

¿Cada cuánto hay que revisar el líquido de dirección de un vehículo?

Los especialistas recomendamos que al menos una vez al año se compruebe el nivel de este líquido del motor del coche.

¿Cómo verificar el nivel del líquido de dirección?

En este caso, la comprobación debe realizarse con el motor caliente. Tras identificar el depósito con un volante grabado en el tapón, limpia la varilla de medición que incorpora, introdúcela de nuevo y, al extraerla, comprueba que el nivel está dentro de los niveles máximo y mínimo, tal y como debes hacer con el aceite del motor.

Si compruebas que el nivel está por debajo de lo recomendado, rellena el depósito hasta la medida óptima con el líquido prescrito por el fabricante de tu coche.

Aunque un exceso de líquido de dirección es un caso extraño, si se produjera, acude al taller a verificar cuál puede ser el motivo.

Conclusión

Ahora sí. Ya tienes controlados todos los líquidos del motor del coche que has de revisar y controlar periódicamente por ti mismo, si deseas que tu vehículo te ofrezca el máximo rendimiento en carretera.

Tanto la identificación de sus niveles como el paso de rellenarlos con el líquido idónea es fácil y te llevará apenas unos minutos. Solo has de localizar correctamente cada depósito y emplear el líquido adecuado en cada caso.

¿Tienes dudas? Ya sabes que en Claxon cuenta con una amplia red de talleres mecánicos repartidos por España donde darás con profesionales que te ayudarán a mantener tu vehículo sano y salvo de averías indeseadas. Mima tu coche y durará el doble.

revision-coche-personalizada