Boxes para reparación de coches

La crisis económica supuso el pistoletazo de salida de los boxes para reparación de coches, un modelo de negocio innovador que triunfa en países como Alemania. En esta época donde se revaloriza la fórmula Do It Yourself, los manitas de la mecánica han encontrado su espacio, aquel donde hacer ellos mismo las tareas de mantenimiento de su vehículo. Pero, ¿compensa tanto para tu economía como para tu seguridad? Hoy analizamos al detalle qué son los boxes para coches y sus principales desventajas. Ponte cómodo porque ¡comenzamos!

¿Cuántas veces has soñado en reparar tú mismo tu coche, desde cambiar el aceite a hacer las reparaciones de chapa y pintura? Estamos convencidos que muchas y más si te apasiona el mundo del motor.

Ese frenesí lleva a convertir la calle en el taller de los mecánicos aficionados donde igual se realiza el cambio de bujías, al tiempo que se sustituyen las cuatro ruedas.

Esta práctica no solo es ilegal, sino que supone un riesgo para la circulación del volante. ¿Por qué motivo?

Porque, por mucha pasión que se sienta por el universo de la mecánica, difícilmente un particular dispone de las herramientas y, sobre todo, los conocimientos para ofrecer una reparación de calidad y con garantías.

Tomando como punto de partida la esencia DIY – «hazlo tú mismo» – con una pincelada de aparente profesionalidad, 2012 fue el año de nacimiento en España de los conocidos como boxes para el mantenimiento de coches, establecimientos con gran acogida en países como Alemania.

Pero, ¿realmente son una alternativa para los manitas de la mecánica? Sigue nuestro análisis y extrae tus propias conclusiones.

¿Qué son los boxes para coches?

Boxes para coches

El alquiler de boxes para coches ofrece instalaciones donde el usuario dispone del material necesario para desarrollar reparaciones a su vehículo, así como el asesoramiento de profesionales que le guíen en el desarrollo de estas tareas de mantenimiento.

Una de las grandes diferencias de reparar un coche en plena calle a hacerlo en un box para la reparación de vehículos es el equipamiento disponible.

Entre los medios que se encuentran en una de estas cabinas mecánicas destacan:

  • Elevador.
  • Carro de herramientas con pistola de impacto y otros medios.
  • Mesa de trabajo con tornillo de banco.
  • Tomas de aire comprimido y electricidad.
  • Montaje y equilibrado de neumáticos.
  • Aspiradora de aceite.
  • Gatos.
  • Prensa, desmontadores o pluma para motores, entre otras herramientas.

Asimismo, los boxes para coches cuenta, de forma gratuita con información técnica para de más de 17 000 modelos de vehículos de 80 fabricantes diferentes, para facilitar así las tareas de reparación y diagnóstico.

¿Qué reparaciones se realizan en un box de alquiler para arreglar el coche?

reparaciones-cabina-mecanica

Analizando las principales empresas de alquiler de boxes para coches en Madrid, estos son los servicios ofrecidos:

  • Cambio de aceite, correa de distribución, filtros, discos y pastillas de frenos.
  • Sustitución de lámparas y fusibles.
  • Revisión pre-ITV.
  • Sistema de escape.
  • Sustitución de neumáticos y amortiguadores.
  • Embrague.
  • Revisión de niveles.
  • Instalación de equipos de música y manos libres.
  • E incluso el alquiler de box para pintar el coche y tratar su chapa.

¿Y cuál es su precio?

El precio del alquiler de los boxes para reparación de coches oscila entre los 13-15 euros por 30 minutos.

Si necesitas una cabina de pintura, los precios se disparan a más de 60 euros la primera hora. Pasado ese tiempo, cada fracción de 10 minutos, se cobra a 10 euros.

De igual modo, si se requiere de la asistencia de profesionales, la tarifa será de 6 euros por 10 minutos o 36 euros por una hora completa.

Las 6 desventajas del alquiler de boxes para coches que no te cuentan (y te cuestan dinero y sustos)

desventajas-boxes-para-reparar-coches

Descritas las características de los boxes para reparar vehículos, el supuesto ahorro económico al final se convierte en decepción tras vivir una experiencia que no era la esperada.

Desde nuestra experiencia profesionales y tras analizar este modelo de negocio, resumimos a continuación las principales desventajas del servicio de alquiler de boxes para coches y por qué no son la alternativa más segura para mantener tu coche en perfecto estado de forma.

#1 – Lo barato sale caro porque no eres un mecánico especializado

Muchos usuarios de este tipo de establecimientos consideran que se ahorran dinero siendo ellos mismos quienes realizan las reparaciones de su vehículo, al disponer de las herramientas necesarias.

Pero, ¿de qué sirve contar con un completo kit de medios sin los conocimientos de mecánica necesarios para sacarles partido?

En el momento en el que surjan reparaciones inesperadas o más importantes de lo que a priori parecían, el trabajo se retrasará porque no se sabe cómo seguir.

Recuerda: a más tiempo, más dinero. ¿Dónde está el ahorro?

#2 – Si las reparaciones son complejas, olvídate de estas cabinas mecánicas DIY

Ante tareas de mantenimiento o averías sencillas, los boxes para coches representan una posible alternativa, siempre que cuentes con conocimientos y experiencia en el mundo del motor.

Por el contrario, si tu coche precisa de alguna de las averías más caras y difíciles, sería toda una osadía para tu seguridad que tú te encargaras de ellas. Deja que los profesionales hagan si trabajo y respira tranquilo.

#3 – ¿Tienes tiempo para convertirte en mecánico por unas horas?

Si te decantas por el alquiler de un box para reparar el coche, se presupone que contarás con tiempo libre para las tareas que supone el arreglo de tu vehículo.

Entre el trabajo, la familia y tus obligaciones diarias, es posible que te resulte misión imposible dar con horas para emprender esta labor con el resultado y las garantías deseadas. ¿De verdad te compensa?

#4 – Estas reparaciones caseras ponen en riesgo la garantía de tu vehículo

¿Sabes que si tu coche está en garantía y surgen problemas como consecuencia de una reparación realizada por alguien que no es un mecánico profesional pierdes el respaldo del fabricante?

Evita riesgos innecesarios incluso en acciones sencillas como la revisión de los niveles o el cambio de filtros.

#5 – ¡Cuidado! Las herramientas especiales te harán pagar más por el servicio

Algunos servicios de alquiler de boxes para reparar coches en Madrid y otras ciudades de España dan la posibilidad a sus clientes de emplear herramientas «especiales» como los gatos y las prensas.

Ten cuidado porque hay algunos establecimientos en los que este servicio supone un coste adicional. Más dinero y menos tranquilidad. Sentimos repetirnos pero, ¿te compensa?

#6 – El gran problema de los boxes para reparación de coches: Nula responsabilidad

Estas cabinas para mecánica, mantenimiento y chapa y pintura no asumen ningún tipo de responsabilidad ante los resultados de las reparaciones.

Tampoco ofrecen garantía de reparación, un aspecto que los talleres profesionales han de cumplir por Ley durante 3 meses o 2 000 kilómetros.

Conclusión

Ante los inconvenientes citados, el desarrollo de reparaciones de coches en boxes alquilados acaba presentando más desventajas que beneficios, tanto desde el punto de vista económico como de calidad de las reparaciones, con el consiguiente perjuicio para la seguridad.

Solo talleres profesionales ofrecen a sus clientes reparaciones de calidad, con garantía, para lograr un coche en perfecto estado que permita circular por carretera con la máxima tranquilidad. La experiencia siempre compensa.

revision-coche-personalizada