Cristalización de los neumáticos

¿Te has planteado alguna vez que los neumáticos se deterioran con el tiempo? Año tras año, su uso en carretera genera una pérdida natural de elasticidad y adherencia. Este fenómeno conocido como cristalización de los neumáticos aumenta las probabilidades de sufrir un accidente de tráfico. Hoy queremos que salgas de dudas para evitar que los neumáticos cristalizados te provoquen más de un susto. ¡Permanece atento!

Con el paso del tiempo, las ruedas del coche ven menguadas drásticamente las propiedades químicas de los neumáticos. Como consecuencia, se produce una reducción de la elasticidad, además de la cristalización de los neumáticos.

Aunque carecen de fecha de caducidad, sí es cierto que el caucho utilizado en la fabricación de los neumáticos se ve afectado por la humedad o la radiación solar, motivo por el que sus cualidades elásticas se minimizan tanto que, como consecuencia, origina serios peligros en la conducción.

¿Qué es la cristalización de los neumáticos y por qué no debes jugar con ella?

La cristalización del neumático es el proceso de envejecimiento del neumático como consecuencia de una disminución progresiva de sus cualidades químicas, que ocasiona la pérdida de elasticidad y agarre.

Tal y como informan desde OPEN, Organización Profesional de Especialistas del Neumático, esta irregularidad se presenta cuando el coche se deja durante mucho tiempo a la intemperie, con los neumáticos sometidos a altas temperaturas y a la radiación del sol, con baja humedad.

Lejos de tratarse de ruedas viejas a un golpe de vista, uno de los problemas de detectar que los neumáticos están cristalizados es que su aspecto no cambia.

El desgaste no se aprecia visualmente pero el agarre se pierde de forma acusada. Solo tienes que comprobar por ti mismo cómo la goma de la rueda acaba estando rígida y sin flexibilidad.

Además, es importante aclarar que la cristalización de los neumáticos no está vinculada en exclusiva con los kilómetros recorridos por un vehículo, aunque afecta a su estado final.

Recuerda que no existe una fecha de caducidad para los neumáticos, al igual que es difícil determinar cuánto tarda en neumático en cristalizar.

No obstante, sigue esta recomendación: cumplidos los 5 años deben ser revisados por un especialista y, una vez pasados los 10 años desde su fecha de fabricación indicada en el código DOT del neumáticos, deben ser cambiados por ruedas nuevas.

Este sencillo gesto bastará para detectar si tus neumáticos están cristalizados

detectar-neumaticos-cristalizados

¿Quieres saber si tus neumáticos están en buen estado o, por el contrario, evidencian claros síntomas de cristalización?

Pon en práctica este truco rápido y fácil: hunde la uña del dedo en el dibujo del neumático.

  • Si la goma está blanda y se puede presionar, el neumático está perfecto.
  • Si no consigues hundir la uña en la goma, el neumático estará cristalizado y deberás cambiarlo lo antes posible.

Más allá de esta rápida comprobación, en Claxon te recomendamos que acudas a uno de nuestros talleres mecánicos para que sean especialistas quienes examinen el estado de tus neumáticos. ¡Saldrás de dudas!

Principales consecuencias derivadas de la cristalización de los neumáticos

consecuencias-cristalizacion-neumaticos

Hasta este momento, ha quedado claro que conducir con un neumático cristalizado es un verdadero peligro. Pero, ¿cómo afecta a la conducción de un vehículo? ¡Toma nota!

Pérdida de adherencia

Una de las funciones principales de un neumático es el agarre en carretera, propiedad que con la cristalización se pierde drásticamente.

Por este motivo, un vehículo dañado de este modo ofrecerá una conducción totalmente inestable. En la carretera los juegos no son bienvenidos.

Aumento de la distancia de frenado

La falta de adherencia a la carretera origina que se precise de más recorrido para frenar por completo ante la presencia de un obstáculo o peligro en la carretera.

Por tanto, si no realiza un óptimo control de la distancia de frenado, será más probable sufrir impactos con otros vehículos de la vía.

Mayores casos de aquaplaning

Si la carretera está mojada por la lluvia o cuenta con charcos en la carretera, la pérdida de agarre de los neumáticos cristalizados incrementará la pérdida de tracción y control del vehículo por parte del conductor.

La consecuencia directa es un aumento de posibilidades de chocar con otros vehículos o salirnos de la carretera.

¿Es posible recuperar neumáticos cristalizados y que vuelvan a reunir sus propiedades originales?

La respuesta es un rotundo no. En los últimos tiempos, se han escuchado voces que hablan de la posibilidad de recuperar los neumáticos cristalizados con técnicas diversas.

Entre ellas están quieres sugieren lijar los neumáticos cristalizados quitándole la capa exterior porque, en teoría, es donde se estima que solo está el desgaste.

Desde Claxon te recomendamos que hagas oídos sordos a estos «remedios» y optes siempre por su revisión, cambiando los neumáticos gastados por otros nuevos si es necesario.

Conclusión

Como piedra angular en la conducción de un vehículo, debes poner toda tu atención en el mantenimiento y óptimo estado de los neumáticos del coche.

La cristalización de los neumáticos es un fenómeno que existe y que daña por completo la calidad y la seguridad en la conducción.

Deja que sea un profesional el que determine si tus ruedas están en buen estado o no, evitando esos remedios peligrosos para recuperar los neumáticos cristalizados.

Apuesta por tu seguridad y conducirás mejor y más tranquilo.