cambiar-rueda-coche

¿Has sufrido un pinchazo en carretera y necesitas cambiar la rueda del coche? En este post dispones de una guía breve y sencilla para que tú mismo sustituyas los neumáticos cuando surja este imprevisto. Sigue estos consejos y comprobarás que es una tarea más fácil y rápida de lo que imaginabas.

En el momento más inesperado, mientras conducimos de camino a casa o al trabajo, nos podemos encontrar con una desagradable sorpresa: la rueda del coche se ha pinchado. ¿Qué hacemos? La teoría parece que está en nuestra mente pero, cuando llega la hora de la verdad, los nervios afloran porque en la práctica no sabes cómo cambiar la rueda del coche.

Ante esta situación, la mejor opción es estar preparado. No obstante, los mecánicos profesionales de Claxon recomiendan que sepamos en todo momento dónde está situada la rueda de repuesto y las herramientas que podemos necesitar ante un posible pinchazo del neumático. Este conocimiento nos ayudará de estar más tranquilos y actuar con más rapidez y eficacia.

¿Tienes lápiz y papel? Anota los siguientes consejos para sustituir la rueda de tu coche con rapidez y seguridad.

Pasos para cambiar los neumáticos del coche como un especialista

cambiar-neumaticos-coche-pasos

1 – Para tu vehículo en un lugar seguro

Cuando conduces y notas el pinchazo en la rueda, deberás disminuir la velocidad progresivamente hasta detenerte. Busca siempre un sitio con superficie llana y firme, lo más seguro posible del tráfico, poniendo el freno de estacionamiento.

Recuerda que, para mejor tu visibilidad en la carretera, debes colocarte el chaleco reflectante y poner las luces de emergencia.

Asimismo, la Ley obliga a colocar los triángulos de preseñalización de peligro. Toma buena nota de esta norma:

  • Carreteras de doble sentido: Triángulo por delante y por detrás como mínimo a 50 metros, siendo visible a 100 metros.
  • Autovía y autopista: Solo un triángulo colocado detrás del vehículo a 50 metros. Recuerda que no está prohibido cambiar una rueda en la autopista o autovía, pero sí es recomendable tomar la primera salida por seguridad.

Si tienes dudas sobre la seguridad y observas que hay mucho tráfico, llama a la asistencia en carretera porque sus especialistas sabrán cómo atender esta incidencia sin problemas.

2 – Da los primeros pasos

Estacionado el vehículo en un lugar seguro, busca las herramientas necesarias para cambiar la rueda del coche. Entre ellas, destacan la rueda de repuesto, el gato, la llave y los tornillos de seguridad.

Antes de levantar el coche, debes aflojar las tuercas de la rueda. En el caso de que tu vehículo cuente con tapacubos, debes retirarlo, así como aflojar los tornillos antirrobo con un adaptador.

A continuación llegó el momento de levantar el coche. Pero, ¿sabes cómo poner el gato al coche? En este caso, te recomendamos que revises el manual de instrucciones de tu vehículo. En él se indica el punto del chasis adecuado para colocar el gato.

3 – Levante el coche

Con la ayuda del gato, levanta el vehículo hasta que el neumático pinchado casi no roce el sueño. Quita todos los tornillos y extrae la rueda.

Toma nota de este consejo para cambiar la rueda con seguridad: Coloca el neumático pinchazo debajo del coche al lado del gato.

¿Por qué? Porque, si el gato falla y el coche se desploma, la suspensión no podrá superar los 18 cm que mide habitualmente el ancho de una rueda normal. De este modo, evitarás posibles daños en el vehículo por el choque con el suelo.

4 – Sustituye la rueda

Cambia el neumático pinchado y coloca la rueda de repuesto, enroscando las tuercas a mano.

5 – Baja el coche y quita el gato

Una vez puesta la nueva rueda, baja poco a poco el coche hasta que el neumático toque el suelo y retira el gato. Con una llave, aprieta bien los tornillos y quita la rueda pinchada que habías colocado debajo del vehículo.

6 – Comprueba la presión de los neumáticos

¡Enhorabuena! Has conseguido cambiar tu solo la rueda del coche. Tan pronto salgas de nuevo a la carretera, dirígete a la gasolinera más cercana y revisa la presión de los neumáticos para que se mantenga conforme a la norma indicada por el fabricante de tu vehículo (habitualmente 2,2 bares).

Cómo comprobar el estado de los neumáticos

comprobar-estado-neumaticos

Más allá del pinchazo de una rueda, hay otros motivos por los que podemos encontrarnos en la necesidad de cambiar los neumáticos del coche.

Las ruedas del coche, con independencia del fabricante, cuentan con un testigo del neumático que ayuda a indicar su nivel de desgaste. Si la altura de la goma del dibujo llega al nivel de dicho indicador, advierte que la banda de rodadura se ha desgastado y no llega al límite que marca la ley para una conducción segura, situado en 1,6 mm.

Asimismo, debes prestar atención al aspecto externo de tus neumáticos. En ocasiones, la velocidad, el estilo de conducción, la temperatura o la presión van envejeciendo las ruedas del coche, disminuyendo su vida útil.

De hecho, los mecánicos especialistas recomiendan revisar al menos una vez al año ruedas con más de 5 años colocadas en el vehículo. Asimismo, fíjate en la fecha de fabricación de la rueda indicada en el neumático y, si cuenta con más de 10 años, debes cambiarlas con independencia de que no haya llegada al límite legal de desgaste.

Al comprobar los neumáticos, tu mecánico de confianza también puede detectar desgastes irregulares en el centro o en los bordes de la rueda. Tras estos bultos, se pueden hallar problemas mecánicos de suspensión, transmisión o equilibrado de las ruedas, entre otros.

¿Cada cuántos kilómetros se deben cambiar los neumáticos del coche?

Aunque dependerá de factores como el tipo de neumáticos, las vías por las que circulas habitualmente y el uso que des al vehículo, un neumático de buena calidad debe cambiarse a los 50.000 kilómetros como máximo.

No obstante, fíjate en la comprobación del estado de los neumáticos y no solo en el número de kilómetros para tomar la decisión de sustituirlos.

¿Has anotado de estos consejos? Ya tienes toda la información que necesitas para aprender a cambiar una rueda pinchada y también comprobar si los neumáticos del coche se encuentran en perfecto estado. ¿Tienes dudas? Resuélvelas en tu taller Claxon más cercano.