correa-de-distribucion-cambiar

Costosa y compleja, la rotura de la correa de distribución obliga a enfrentarte a una de las averías más caras de un vehículo. Cuesta pensar que un elemento en apariencia sencillo provoque fallos derivados de su deterioro. Sin embargo, es importante estar atento a posibles ruidos y comportamientos extraños en el vehículo para cambiar la correa de distribución del coche antes de que sea demasiado tarde. ¿Quieres saber cuándo es el momento? ¿Cuáles son los signos que evidencian su mal estado? Estamos listos para darte las respuestas. ¡Acompáñanos!

Muchas personas tiemblan con la idea de llevar su coche al taller. Temen que en la revisión realizada por un profesional se detecten anomalías inesperadas y costosas.

En el post de hoy te queremos hablar de una de las averías más caras de un vehículo: la rotura de la correa de distribución. Como sucede con la junta de culata dañada, esta pieza es clave para en funcionamiento del motor, motivo por el que su deterioro afecta a otras múltiples funciones del vehículo.

El mantenimiento y las revisiones periódicas del automóvil ayudan a prever estas situaciones y actuar a tiempo. Pero, ¿sabes cuándo hay que cambiar la correa de distribución? Empieza a salir de dudas.

Porque Lo Primero Es Lo Primero: ¿Qué Es La Correa De Distribución?

La correa de distribución de un coche es la encargada de la la sincronización del funcionamiento del motor.

¿Qué sucede si no cumple su cometido? El coche dejará de funcionar al instante de la rotura.

La consecuencia directa de esa avería imprevisible es el deterioro del motor, en ocasiones irreversible, dañando un importante número de componentes del motor como los pistones.

Además, el mal estado de la correa de distribución no siempre se advierte con el tiempo por la presencia de síntomas anormales. El coche puede funcionar a la perfección y, en el momento más inesperado, quedar inservible por la rotura de esta pieza.

Porque la prevención es imprescindible para evitar averías de estas características, como especialistas del motor te recomendamos que sigas leyendo este artículo. Conocerás cuándo hay que cambiar la correa de distribución y así estarás atento al mantenimiento de este componente vital para tu automóvil.

Síntomas De Una Correa de Distribución Rota o Lista Para Dar Una Inesperada Sorpresa

cuando-cambiar-correa-distribución

1 – Ruidos extraños en la transmisión

¿Conduces y notas un ruido anormal en la transmisión del vehículo? Cuidado porque puede deberse a un problema de ajuste de tensión pero también a la necesidad de cambiar la correa de distribución.

2 – Correa agrietada

Si revisas en un golpe de vista la correa y observas que en ella abundan las grietas, no lo dudes ni un minuto más y acude a tu taller Claxon más cercano para que la sustituyan.

Las motivos de ese agrietamiento pueden ser desde la antigüedad de la correa, a una alineación errónea o una temperatura de trabajo excesivamente alta.

3 – ¿Notas que el coche vibra?

En ocasiones, el vehículo permanece parado con el motor en marcha y vibra de forma extraña. El mal estado de la correa de distribución está afectando al funcionamiento de las válvulas y pistones, deteriorando la seguridad y el cometido del coche.

4 – Problemas para arrancar

Otro síntomas que advierte de la necesidad de cambiar la correa de distribución es el arranque tardía del coche acompañado de un ruido anormal. Este signo se da con más frecuencia en coches con años a sus espaldas.

5 – Demasiado brillante

La alineación o tensión incorrecta están detrás de las causas de una correa de distribución con zonas excesivamente brillantes. Si observas este síntoma, llama a tu mecánico de confianza.

Entonces, ¿Cuándo Debo Cambiar La Correa De Distribución De Mi Coche?

kilometros-cambiar-correa-distribucion

Como norma general, el manual de mantenimiento del coche suele informar de cuándo hay que cambiar la correa de distribución.

La teoría indica que entre los 60.000 y los 160.000 kilómetros se debe realizar esta sustitución.

Sin embargo, más allá de los kilómetros, es importante analizar el uso que se hace del vehículos y los lugares por donde se circula porque estos escenarios pueden derivar en un cambio de este componente antes de cumplir el kilometraje establecido como pauta.

Por ejemplo, para conductores que se muevan en núcleos urbanos la estimación que dé el fabricante para sustituir la correa de distribución del vehículo debe rebajarse en un 25%. Por el contrario, si habitualmente conduces en trayectos largos por autovías y autopistas, puedes seguir la recomendación indicada en el libro de mantenimiento de tu coche.

Asimismo, la conducción en lugares con temperaturas muy frías o de mucho calor afecta a la correa de distribución, recomendando su cambio antes del margen establecido por el fabricante.

Para salir de dudas, tal vez te resulte más sencillo saber cada cuántos años se debe cambiar la correa.

Los profesionales recomiendan su sustitución cada 5 años. Tal vez en ese tiempo la correa esté en perfecto estado y no sea necesario su cambio. Sin embargo, sal de dudas con revisiones periódicas.

¿Cuál Es El Precio De Cambiar La Correa De Distribución?

Aunque dependerá del coche y su motor, el precio de la sustitución en mal estado de la correa de distribución de la correa oscila entre los 350 a 1.000 euros.

Pero esta cifra aumenta en caso de rotura, ya que hablaríamos de cerca de 2.000 euros o más, dado el daño producido en el motor y en multitud de componentes del vehículo.

Si quieres evitar el mal trago que supo esta costosa avería, controla el estado de tu coche con revisiones periódicas en tu taller Claxon más cercano. Tu coche agradecerá sus cuidados y tú conducirás mucho más tranquilo.