Dirección del coche

Un problema en la alineación de los neumáticos desencadena en una respuesta inadecuada de la dirección del coche. La gravedad de esta incidencia mecánica es capaz de provocar accidentes en carretera porque dejas de tener control sobre el vehículo. ¿Qué síntomas debes detectar para evitar sustos al volante? Hoy les ponemos nombre y apellidos para que los descubras a tiempo y, lo más importante, les pongas solución.

Reconócelo; la mecánica básica del automóvil sigue siendo una asignatura pendiente para ti. Eres consciente de la importancia de cambiar el aceite del motor o de preparar tu vehículo para que supere la ITV con éxito. Pero, ¿qué sucede con la alineación de la dirección del coche?

Entre las revisiones periódicas de todo vehículo, el alinear la dirección del coche figura entre los primeros puestos de ese listado de «imprescindibles».

Sin embargo, son muchos los conductores que desconocen cuándo y cómo avisa el coche de una dirección desalineada y sus posibles consecuencias.

Una dirección del coche alineada a la perfección es la que garantiza que el vehículo circule como debe con los cuatro neumáticos funcionando al unísono.

Pasado el tiempo, dicha alineación se va perdiendo siendo necesario acudir a un taller profesional para que revise el estado de la dirección del coche hasta lograr la geometría requerida para conducir sin riesgos.

El alineado de la dirección de coche o paralelo: ¿En qué consiste?

alineado-direccion-coche

Conocido también como paralelo, el alineado de la dirección del coche es un proceso complejo que busca la perfecta calibración de todas las partes, desde colocar paralelas las ruedas de cada eje a los ejes también paralelos entre sí, ajustando los diferentes ángulos de las ruedas.

En esta labor, el mecánico se encarga de alinear tanto la dirección como la suspensión del coche para que las ruedas apoyen bien en el suelo y circulen paralelas entre sí.

Entre los principales beneficios de la operación de paralelo destacan 3 aspectos:

  • Control del desgaste irregular de los neumáticos.
  • Optimización del comportamiento del coche en carretera.
  • Ahorro de combustible.

Paralelo de la dirección del vehículo vs. equilibrado de las ruedas: Tanto monta no monta tanto.

En su momento ya subrayamos este aspecto pero volvemos a incidir en él dada su importancia.

La operación de alineado de la dirección del coche nunca debe equiparse con el equilibrado de las ruedas del vehículo.

Ambas son dos procesos mecánicos necesarios y que debes dejar en manos de un mecánico profesional pero el objetivo de su supervisión es diferente.

Al equilibrar las ruedas, se trabaja la óptima adaptación entre la llanta y el neumático. En el paralelo todas las partes de la dirección y la suspensión del vehículo se calibran y ajustan para que el eje de simetría de las ruedas coincida con el eje de empuje.

Por tanto, estas supervisiones mecánicas son complementarias e imprescindibles pero en ningún caso equivalentes.

¿Sabes por qué se desajusta la dirección de un vehículo?

Tú no eres el culpable de que tu coche tenga la dirección desalineada, como tampoco lo es si utilizas tu vehículo con más o menos frecuencia.

La dirección del coche acaba perdiendo el alineado inicial con el paso del tiempo. En ocasiones, esta incidencia se acelera más como consecuencia de un accidente en carretera o un choque contra un bordillo.

Lo importante es que una vez al año revises el estado de la dirección del coche para comprobar si goza de buena salud.

4 Síntomas claros de una mala alineación de la dirección de un automóvil

sintomas-mala-alineación-direccion-coche

En busca de pistas que evidencien que tu coche toma un rumbo que no es el que tú deseas, toma nota de las señales que dejen patente que debes poner los 4 ojos sobre tu coche cuanto antes.

¿Los neumáticos están muy desgastados o más por unos lados que por otros?

Cuando cuentas con neumáticos gastados por los flancos o notas que las ruedas delanteras vibran, la alineación de la dirección de tu coche pide a gritos que le echen un vistazo en profundidad.

¿Al poner el volante recto el coche se dirige hacia un lado sin saber por qué?

Otro de los indicios más frecuentes en problemas de paralelo es el caso de coches que tienden a dirigirse hacia un lado de la carretera, aunque se mantenga el volante en posición recta.

La principal razón es la dirección desalineada de los neumáticos, bien más hacia delante o hacia atrás de su eje.

Ante esta señal se asoma la sombra alargada de una conducción de riesgo porque la goma de los neumáticos está deteriorada y no garantiza sus prestaciones fundamentales.

¿Intentas girar el volante pero te es imposible porque está muy duro?

Otro síntoma evidente de problemas en la dirección del coche. Esa dureza y rigidez en el giro no es normal y todo indica que en el desalineado está la causa de esta grave incidencia.

Tras tomar una curva, ¿notas que las ruedas tardan en volver a su posición en recto?

No necesitas más razones ni indicios. Tu coche muestra un problema en los elementos de alineación de la dirección tanto si se trata de coches de tracción trasera como delantera.

Así se desgastan las ruedas con una dirección mal alineada

desgaste-ruedas-direccion-mal-alineada

Mayor desgaste exterior

El desalineado convergente se produce los neumáticos de las ruedas delanteras se orientan hacia dentro, provocando que los francos exteriores se deterioren más que los interiores.

Mayor desgaste interior

Si el eje motor dirige hacia el exterior, el interior sufre mayor desgaste.

Ejes no están en paralelo

En este caso, si los ejes de las ruedas no están alineados en paralelo, el vehículo acabará dirigiéndose hacia un lado, con el consecuente desgaste de uno de los lados de los neumáticos.

Conclusión

¿Todavía necesitas más razones para alinear la dirección de tu coche? Si algunos de los síntomas citados en este post te resultan familiares, deja de circular con un vehículo con la dirección desalineada y acude a un taller Claxon cerca de tu domicilio.

Es una operación importante para tu seguridad en carretera por lo que evita prolongarla en el tiempo y, por supuesto, olvídate de alinear la dirección del coche de forma casera.

Eres humano, no MacGyver así que deja esta labor en manos de profesionales. Conducirás más tranquilo.

revisión-claxon